lunes, 10 de julio de 2017

El fantasma de la ópera- Gastón Leroux


Título: El fantasma de la ópera
Autor: Gastón Leroux

Páginas: 384

Editorial: Alianza

Precio: 11,50 euros

Año de edición: 2017

Hoy vamos a hablar de esta novela, conocídisima gracias a las más de 17 adaptaciones teatrales, doce películas y al famoso musical que se han hecho sobre ella.

Pubicada por entregas en 1910, es una novela gótica tardía que mezcla elementos de terror, fantasía, el drama clásico, misterio y amor, en una historia lírica que puede recordar lejanamente y en el fondo al cuento tradicional «La Bella y la Bestia» (un ser monstruoso aterroriza a todos, hasta que el amor le transforma, comprendemos su historia y se desvela que es la víctima de una horrible tragedia), que además también se ha convertido en un musical.

Pero la novela de Gastón Leroux es muy superior. El escritor francés consiguió definir un mito moderno, poderoso y sugerente, inquietante y profundo, un arquetipo que estaba esperando a que alguien lo formulase, como King-Kong (1933), Tarzán (1912) o Drácula (1897). Me fascinan esas historias porque realmente parece que las sabíamos desde siempre y cuando las leemos, simplemente las recordamos.

La novela de Leroux explota al máximo el tema de la máscara, el miedo que provocan los accidentes casuales que parecen obedecer a una maldición, el misterio de un edifico antiguo de una ópera, lleno de escalinatas, pasadizos secretos, sótanos y trampillas, y el horror que causa el ver que algo familiar y positivo, como la música, se puede transformar en algo ominoso y terrible, como ocurre con las películas de terror con niños y payasos, en mi opinión las más escalofriantes.

El resultado es una historia tenebrosa, de las que erizan el cabello y nos obligan a practicar el autocontrol, porque todos tenemos en el fondo miedo al fantasma de la ópera, un ser monstruoso, semihumano y maligno.

El texto está muy bien desarrollado, manteniendo la intriga durante mucho tiempo y dosificando la información poco a poco. Está redactado con un estilo periodístico, que dota a la historia de mayor realismo y deja que la imaginación vuele a sus anchas. Si habéis disfrutado de alguna de las películas basadas en este libro o del estupendo musical que ha dado la vuelta al mundo, no dejéis de leer la novela, porque vale la pena. Entenderéis porqué se ha convertido en una historia universal.

http://angeknipst.tiesing.de/wp-content/uploads/2013/01/The-Large-Staircase-Welcome-to-Op%C3%A9ra-Garnier-V3-1400px.jpg
 Escalinata de la Ópera de París, hecha de un solo bloque de mármol (foto Stefan Tiesing)

Según decía el mismo Gastón Leroux, esta novela está basada en hechos reales. En la tenebrosa historia de un músico con la cara quemada que usaba una máscara para ocultar su horrible rostros, se ocultaba en sótanos de la Ópera Garnier de París y se enamoró de una de las cantantes del coro. También la caída de la enorme lámpara de cristal sobre el atio de butacas que se cuenta en la novela es un hecho real. Sucedió el 20 de mayo de 1896, durante una representación. ¿Leyenda o realidad? Nunca lo sabremos, pero no os aconsejo que visitéis el edifico de noche.
                 
Portada de la edición de 1921

Gastón Leroux (París, 1868-1921) fué un periodista y escritor francés, famoso por sus novelas góticas y policales, publicadas por entregas en periódicos y revistas con un estilo realista y periodístico.

Estudió Derecho en la Universidad de La Sorbona, pero en lugar de ejercer la abogacía, comenzó a trabajar en el diario parisino «L'Echó». Fué corresponsal en  Suecia, Finlandia, Inglaterra, Egipto, Corea, Marruecos y Rusia, en donde cubrió los primeros pasos de la revolución bolchevique.

Se hizo conocido por un reportaje para el que se hizo pasar por un antropólogo que estudiaba las cárceles de París para poder entrar a la celda de un convicto que, según él, había sido condenado injustamente.

A pesar de su intensa dedicación al periodismo, sacó tiempo para publicar 40 novelas en 30 años, a un ritmo endiablado, de media un libro cada nueve meses. Al final de su vida disfrutó de cierta fama.
         
Gastón Leroux
   
Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario