martes, 7 de febrero de 2017

Oculto sendero - Elena Fortún


Título: Oculto sendero
Autora: Elena Fortún

Páginas: 504

Editorial: Renacimiento

 

Precio: 19 euros
 
Año de edición: 2016

Se acaba de publicar esta novela inédita de Elena Fortún, la creadora de la inolvidable Celia, en la que la autora, escondida tras un nombre imaginairio, cuenta su infancia y su vida ennuestro país hasta la Guerra Civil Española. Esta espléndida novela ha estado años dormida en un cajón, o mejor dicho en un armario, porque en él Fortún desvela su homosexualidad, mientras construye un bello relato de su vida.

En este texto deslumbrante y que no se puede dejar de leer, estructurado en cuatro partes (Primavera, Verano, Otoño y Final del otoño) como las Sonatas de Valle, se cuenta su historia, con hondura y sentido de la narración. De niña fué un poco chicazo, de joven se sintió prisionera en una época en la que la única salida de una chica era casarse, y si era con un buen partido, mejor, y de casada se sintió dominada por un marido que se reveló como un machista redomado.

Literatura de altos vuelos, capaz de atrapar la magia del mundo de una niña, incomprendida por los adultos y a menudo tratada injustamente, la opresión social de un patriarcado que premiaba la hipocresia en las mujeres, sus dificultades para realizarse en aquellos años no tan lejanos y lo extremadamente complicado y tortuoso que le resulta a una lesbiana construirse una vida sentimental satisfactoria.

Un novela formidable que dice mucho de cómo era España en los años 20, salpicada de frases terribles, como: «A las hijas no se les debe enseñar ni a leer, cuanto menos sepan, mejor», «A los hombres no se les puede decir la verdad nunca», «Es mejor casarse que abrasarse», «La madre de familia debe acostarse la última y levantarse la primera». Verdaderas perlas que dejan caer unos y otros personajes y dibujan un panorama de frustración, alienamiento y falta de oportunidades para las mujeres.

Pero no quiero hablar sólo del interés histórico y sociologico de este libro, porque es una novela estupenda, galdosiana, escrita con mucho ritmo y sensibilidad. Con el mismo estilo, ágil y penetrante, con el que están escritas las aventuras de Celia. Con el tono con el que la autora hablaría a una amiga de confianza. Una gran novela que hay que recomendar a todos los buenos lectores, porque la van a saber apreciar en lo que vale, independientemente del interés que tiene el tema.

Elena Fortún 

Encarnación Aragoneses de Urquijo (Madrid, 1886-1952), más conocida como Elena Fortún, era hija de un alabardero d ela Guardia Real y descendiente de la nobleza vasca. Estudió Filosofía y Letras en Madrid,  se casó a los 22 años con un militar republicano, tambien escritor, Eusebio de Gorbea que tuvo que exiliarse tras la Guerra Civil Española. Elena vivió en Madrid, Canarias, Zaragoza, Barcelona, Valencia, Francia y Argentina.

Es una de las autoras más representativa de la literatura infantil española en la primera mitad del siglo XX. Escritora un tanto tardía, pues no empieza a publicar sino en 1928, pasados ya los cuarenta años, pero de obra dilatada, obtuvo un rápido reconocimiento, gracias sobre todo a la serie de Celia, de la que publicó cinco volúmenes antes de 1936. Colaboró en varias revistas infantiles desde principios de los años treinta hasta finales de la guerra civil con multitud de cuentos, la mayoría aún desperdigados y sin recopilar en unas obras completas.

Tambien publicó teatro para niños y creo los personajee de Cuchifritín, Matonkiki, Mila, Roenueces, el Mago Pirulo, el Profesor Bismuto, Lita, Lito y La Madrina. Comprendía como nadie hasta entonces la psicología infantil y se granjeó la simpatía de la infancia. Una autora de literatura infantil que ha marcado la niñez de toda una generación.

Monumento a Elena Fortún en el madrileño Parque del Oeste

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada