lunes, 6 de febrero de 2017

Jin Ping Mei - El erudito de las carcajadas


Título: Jin Ping Mei
Autor: El erudito de las carcajadas

Páginas: 1180 y 1620

Editorial: Atalanta


Precio: 48 y 55 euros
 
Año de edición: 2010

Esta curiosísima novela circulaba en copias manuscritas anónimas entre la nobleza china a finales del siglo XVI, hasta que se editó formalmente en el año 1617, casi en el mismo año que la segunda parte de «El Quijote» (1616). Apareció con un título que jugaba con los nombres de las tres principales protagonistas femeninas (Pan Jinlian, Li Ping y Pang Chunmei) y el nombre del autor escondido tras un seudónimo tan extraño como el de «Erudito de las carcajadas».

Se trata de una narración erótica, o más bien pornográfica por los detalles y las metáforas que emplea, situada en la época de decadencia de la dinastía Ming. Es la primera novela china en tratar las relaciones sexuales de manera explícita y con bastante libertad. Por su ligereza, sentido del humor y la complejidad de sus enredos, me recuerda al «Decamerón» y desde luego, no tiene nada que envidiarle.

Un historia de sexo, pasión, relaciones sentimentales y lucha por el poder tratados con mucho amor en una novela compleja y muy bien estructurada, que retrata una sociedad decadente en la que reina la corrupción. A pesar de su enorme número de páginas, se lee a buena velocidad y no resulta nada pesada. El lenguaje es sencillo, poco pretencioso y natural, con un tono ligeramente poético al que el lector se acostumbra en seguida.

Provocadora divertida, irónica y juguetona, es una gran obra que ha estado prohibida durante mucho tiempo, incluida en el Índice de libros prohibidos de la Iglesia Católica y censurada en China, en la que se describen juguetes eróticos y prácticas curiosas. Un libro realmente atrevido y licencioso, en el que se llega a decir que «un matrimonio emparejado puede ser armonioso, pero aún sabe mejor un sentimiento robado». 

El texto está salicado de poemas y se encuentra dividido nada menos que en cien capítulos, encabezados por títulos que resumen el contenido, tan descrptivos como los de Julio Verne, una costumbre antigua que a mí particularmente me encanta. Basten dos botones como muestra:

Capítulo IV «La desvergonzada esposa copula a espaldas de Wu y el mayor Yunge, indignado, arma un escándalo en la casa de té».

Capítulo  LII «Bojue juguetea con una beldad primaveral en la gruta de la colina. Pan Jinlian encuentra una seta en el jardín».


Está considerada como la gran, en todos los sentidos, novela clasica china, una sucesión de historias de sexo y poder con mucho sentido del humor, divertidas y amenas, de un gran interés histórico y con un encanto sorprendente a pesar de los años transcurridos. Un auténtico tesoro literario. Un enorme ochomil literario, una montaña de 2800 páginas en papel biblia que todo gran lectoescalador que se precie tiene que leer antes o después. Os lo recomiendo porque es un verdadero placer.

Esta edición incluye reproducciones de los cien grabados en blanco y negro de la edición original del siglo XVII y doce ilustraciones a color de un álbum del siglo XIX. Se trata de la primera traducción directa del chino al español, trabajo que ha corrido a cargo de Alicia Relinque, profesora de la Universidad de Granada, y la versión más completa publicada en ocidente. Existe otra edición, anterior y menos extensa, procedente de varias traduciones al francés, inglés y alemán publicada por Ediciones Destino como anónima y bajo el título de «Flor de ciruelo en vasito de oro».


Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada