domingo, 28 de mayo de 2017

Arquíloco, protopoeta

https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Archilochus_01_pushkin.jpg
 Arquíloco (foto CC BY-SA 3.0 Shakko)

Arquíloco (Paros, 712-664 a. C.) fué uno de los primeros poetas griegos de los que se tiene noticia. Hijo del noble Telesicles y de una esclava Tracia, llamada Enipo, nació en la bella Isla de Paros, famosa por su mármol.

Dice la leyenda que Apolo predijo su inmortalidad, y que los habitantes de su isla planeaban fundar una colonia cercana y enviaron a su jefe a consultar al el oráculo de Apolo en Delfos. Pero cuando conocieron la enigmática respuesta, nadie la supo interpretar, hasta que nuestro poeta, muy joven entonces, la explicó.

Era pobre, emigró buscando fortuna, no tuvo suerte y tuvo que hacerse mercenario para ganarse la vida. La verdad es que no era un buen partido y también es legendario que su amada Neobula le rechazó, a pesar de que su padre Licambe se la había prometido en matrimonio. El lamento de Arquíloco se convirtió en maravillosas elegías que cantaban su desamor; padre e hija resultaron acosados socialmente en la isla y se dice que acabaron suicidándose.

Lo que sí parece demostrado es que era un excelente poeta, uno de los primeros en usar los versos yámbicos, formados por tres parejas de sílabas cortas y largas, de tema satírico y carácter popular.

Aquí tenéis algunos ejemplos de su poesía:

Corazón, corazón, de irremediables penas agitado,
¡álzate! Rechaza a los enemigos oponiéndoles
el pecho, y en las emboscadas traidoras sostente
con firmeza. Y tú, al vencer, demasiado te ufanes,
ni, vencido, te desplomes a sollozar en casa.
En las alegrías alégrate y en los pesares gime
sin excesos. Advierte el vaivén del destino humano.


Un sayo ostenta hoy el brillante escudo
que abandoné a pesar mío junto a un florecido arbusto.
Pero salvé la vida. ¿Qué me interesa ese escudo?
Peor para él. Uno mejor me consigo.


De mi lanza depende el pan que como, de mi lanza
el vino de Ismaro. Apoyado en mi lanza bebo.


No quiero un general alto y bien plantado
ni ufano de sus bucles y esmerado en afeites.
Por mí, ojalá sea un tipo pequeño y patizambo
que se mantenga firme en sus pies, todo corazón.

Jugueteaba ella con un ramo de mirto
y una linda flor del rosal...
                                         Su melena
la aureolaba de sombra los hombros y la frente.
De su perfumado cabello y su pecho
hasta un viejo se habría enamorado.

Ojalá que pudiera tocar la mano de Neobula...
 

Isla de Paros

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

sábado, 27 de mayo de 2017

¡Ya está abierta la Feria del Libro de Madrid!


Ayer el Rey Felipe VI, la reina Letizia y el presidente del país invitado, Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, inauguraron en el madrileño Parque del Retiro la 76 edición de la Feria de Libro de Madrid, que reunirá hasta el 11 de junio la friolera de 367 casetas y más de medio millón de volúmenes.

El ambiente fué caluroso y multitudinario, como es tradición, y solo faltó un detalle habitual, que lloviera y es que el calentamiento global está acabando con las más tradicionales costumbres.


Aunque agotadora para los pobres libreros, sofocante para todos e infernal para los enoclófobos, es una maravillosa fiesta del libro, que este año espera superar el récord de dos millones de habitantes del año pasado. Por cierto ¿cómo se calculará esa cifra?

Este año, el evento está rodeado por la polémica de las editoriales que se dedican a la autoedición, que se quejan de que cada año la organización cambia arbitrariamente los criterios, como volumen de ventas, cifras de negocio, número de librerías en las que se distribuyen, para no admitirlas y que hay editoriales pequeñas que tampoco los satisfacen y están admitidas.

Desde luego, creo que esencialmente la autoedición es un error, que es muy saludable el filtro que supone que un editor decida invertir su dinero en un autor y un buen editor debe saber hacer coaching son sus escritores, pero eso no quita para que sea una barbaridad ese veto, si es que las cosas son como han aparecido en las noticias.

Tambien ha sido muy criticado el cartel, de la diseñadora canaria Ena Cardenal de la Nuez, una mujer multipremiada, pero a mi me parece muy «salao» ese gato madrileño leyendo sus propios bigotes.


En cualquier caso, es una oportunidad para visitar las casetas de editoriales raras o poco distribuidas, como Fórcola, Sajalín o Demipage, y de países exóticos. En este enlace os podéis descargar el plano. 

Hace ya tiempo, un año me llevé un maletín y lo llené de libros, después de lo cual dejé de ir varios años porque entre el gasto que suponía y la declaración de la renta, llegaba arruinado al verano, pero hace tiempo que ahorro un poco y no me la pierdo.

Os recomiendo ir cuando abren, a las once de la mañana, seleccionar unas cuantas casetas de ese interminable recorrido y disfrutar un rato viendo libros y deambulando bajo los árboles del Retiro. Una gozada.

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

viernes, 26 de mayo de 2017

Mi verdadera historia - Juan José Millás


Título: Mi verdadera historia
Autor: Juan José Millás
 
Páginas: 112

Editorial: Seix-Barral
 
Precio: 9,95 euros
 
Año de edición: 2017

Aquí tenemos la última novela de Millás. una novelita en este caso de poco más de cien páginas que, sin embargo, no es una obra menor, sino una novela profunda y potente, por más que aparente sencillez engañe al lector durante algunas páginas.

El escritor valenciano regresa en este texto a su infancia y adolescencia para contarnos una historia que gira alrededor del complejo de culpa, el pecado original, el castigo y la expiación. Temas en los que estaba empapada mi infancia, recuerdo muy bien lo que eran los remordimientos de conciecia. Por eso, me parece que esta obra tiene bastante que ver con cómo era la vida de  los españoles de la generación del autor.

Creo que no se trata de una historia autobiográfica, pero sí de un retrato que cobra especial significado si se lee como descrpción de varias generaciones. Una infancia algo atormentada, más o menos como la del propio Millás, la mía o la de cualquiera que haya nacido en la posguerra, en los años 40 y 50.

El otro tema que aparece en estas páginas es el de la escritura como terapia, como lenitivo y salida de los conflictos, ejemplificado en el protagonista que, después de hacerse pis en la cama durante años encuentra que «escribir es una forma respetable de seguir meándose en la cama».

Como siempre, el lenguaje de este autor valenciano es preciso, depurado, sencillo y certero, lleno de hallazgos liguísticos y expresiones felices. Y la historia se trata con cierto sentido del humor, radicalmente apoyado en el surrealismo y el sin sentido, pero cosido de tal manera a la narracion que queda bien y añade algo de mordiente al texto.

Muy recomendable para todo tipo de lectores, porque es una oportunidad para acercarse y conocer a un escritor tan emblemático como el gran Juan José Millás. O para disfrutar una vez más de uno de los autores más originales que tenemos.
   
Juan José Millás (Valencia, 1946) escritor y periodista español, tiene siempre una cierta imagen de pobre hombre, de persona que ha sido apaleada por la vida y sin embargo sigue siendo un hombre bueno, sensible e inocente, que no es poco. Además, todos coinciden en que escribe bien y es muy original. 

Pasó su primera infancia en Valencia y a los seis años se vino a Madrid con su familia. Como estudiante fué muy curioso, pero también muy distraído. Empezó a estudiar Filosofía y Letras mientras trabajaba como administrativo, pero lo dejó en el tercer año. Luego consiguió un aplaza de administrativo en Iberia y ya se pudo dedicaer a leer y escribir sin freno en sus ratos libres.

Su primer gran éxito fué «Cerbero son las sombras», escrito a los 29 años, novela con la que ganó el Premio Sésamo y el favor de la crítica. Desde entonces ha escrito veinte novelas más (contando ésta que nos ocupa hoy), tres volúmenes de cuentos e innumerables artículos y columnas de periódico. Por ejemplo, aquí os dejo el enlace de «Un adverbio se le ocurre a cualquiera», un artículo por el que obtuvo el Premio Don Quijote de periodismo.
                      
Juan José Millás
   
Publicado por Antonio F. Rodríguez.

jueves, 25 de mayo de 2017

Los secretos de la defensa de Madrid - Manuel Chaves Nogales


Título: Los secretos de la defensa de Madrid
Autor: Manuel Chaves Nogales
 
Páginas: 144

Editorial: Renacimiento
 
Precio: 14,96 euros
 
Año de edición: 2017

Este apasionante libro, publicado originalmente en 1938 por entregas en la revista mexicana «Sucesos», cuando la Guerra Civil Española todavía no había terminado aún, es un reportaje vivo y palpitante, yo diría que probablemente escrito a partir de notas tomadas día a día, de cómo el general Miaja organizó y dirigió la defensa de Madrid cuando el gobierno huyó a Valencia en noviembre de 1936.

El relato  es vivaz, ágil y va en todo momento al grano, sin entretenerse en florituras y con un espléndido estilo periodístico, marca de la casa, que se pone al servicio de la narración y no se nota. La historia que se cuenta es buenísima. La situación era muy delicada. El ejército de Franco llegaba a las puertas de Madrid, el gobierno en pleno huía a Valencia, con lo que la desbandada era general, la tropa desconfiaba de sus mandos y quién podía también escapaba de la capital, que parecía que iba a caer en unas horas y se iba a convertir en una ratonera.

El general José MIaja, cuando luchaba contra Franco y Largo Caballero

Sin embargo, Miaja, con la ayuda del teniente coronel Vicente Rojo, supo organizar la defensa de la ciudad casi sin efectivos y sin material, insufló moral a los madrileños y consiguió que la capital resistiese más de dos años los ataque de la legión y los regulares.

El libro está lleno de anécdotas y detalles interesantísimos: como los errores que cometió Franco, que pudo tomar Madrid fácilmente y ahorrar a todos casi tres años de guerra; las disputas entre comunistas y anarquistas; la labor de fortificación de la capital, que se estudia en las academias como ejemplo; los milicianos que iban al frente en tranvía; el recelo y las trabas que puso el ministro de la guerra, Largo Caballero, desde Valencia a la labor de Miaja; los bombardeos y los apodos que ponían los madrileños a los aviones enemigos; el bombardeo de las cinco de la tarde; el papel de los voluntarios alemanes e italianos de las Brigadas Internacionales en la defensa de Madrid; los rusos de Lavapiés; la sensación de que Franco no logró que cayera la ciudad, pero Largo Caballero, sí, y multitud de hechos curiosos, inimaginables y sorprendentes.

Un testimonio de gran valor, que publicó la editorial Renacimiento en el 2011 y ahora reedita corregida y aumentada, enriquecida con las estupendas ilustraciones originales de Jesús Helguera, un prólogo de Antonio Muñoz Molina y un apéndice con dos artículos sobre la caída de Madrid.

En fin, una crónica apasionante sobre un episodio clave de la guerra, contada con la fidelidad de un notario, ritmo y calidad literaria por una gran figura del periodismo, con objetividad y compasión. Un relato impagable de aquellos meses terribles, que emociona y conmueve al lector, que al leerlo conoce de primera mano lo que pasó en las calles y plazas por las que pasa todos los días. Un libro tremendo.

Manuel Chaves Nogales

Manuel Chaves Nogales (Sevilla, 1897-1944) nació en una familia acomodada y de buen nivel cultural Su padre fué un notable periodista y su madre, una pianista consumada. Tras la prematura muerte de su padre, se dedicó a estudiar Filosofía y Letras, y a trabajar a la vez como periodista en varios periódicos sevillanos.
   
Se trasladó a Madrid y llegó a ser Redactor Jefe de «El Heraldo». Frecuentó tertulias literarias y en 1927 ganó el premio más prestigioso de periodismo, el Mariano de Cavia. A partir de ahí, si carrera se disparó. Colaboró en los más prestigisiosos diarios, hizo reportajes audaces viajando en avión a la URSS, entrevistando a Goebbbels, al que consideró ridículo e impresentable y avisó del horror de los campos de trabajo alemanes.
   
Al estallar la Guera Civil Española se puso al servicio de la República, luego se exilió, primero en París y después en Londres. Alli trabajó para la BBC y para el Evening Standard. Murió a los 46 años de una peritonitis. Se le considera un precedente del llamado «nuevo periodismo».

Manuel Chaves Nogales en 1930

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

miércoles, 24 de mayo de 2017

La uruguaya - Pedro Mairal

                   
Título: La uruguaya
Autor: Pedro Mairal
 
Páginas: 144

Editorial: Libros del Asteroide
 
Precio: 14,96 euros
 
Año de edición: 2017

Ésta es una novela sutil, una novela entre dos aguas, de alternativas, de cosas que parecen y no parecen, que son y pueden ser. Cuenta la historia de un Lucas, un hombre de cuarenta y tantos años, casado y con un hijo, que atraviesa una crisis personal, durante un viaje desde Buenos Aires a Montevideo para cobrar un dinero y que aprovecha para pasar un día con una amiga uruguaya.

¿Podrá cobrar el dinero?¿La amiga será eso, solo una amiga o vivirá un romance con ella?¿Recordará a su familia o la olvidará durante su escapada?¿Es una crisis coyuntural lo que le está pasando o algo más grave?

Me parece que es una novela muy interesante, escrita a los 45 años, sobre alguien que se encuentra en medio de todo, en la mitad de su vida, entre dos países, entre dos mujeres... y se encuentra perdido y desconcertado ¿cómo es ese momento?¿cómo se vive?¿que se puede hacer para salir de ahí, de la trampa que a veces parece que hay en la mitad de la vida? De ese momento en el que nos damos cuenta de que no vamos a poder cumplir ya los sueños de la juventud y todavía no hemos aceptado la vida, algo precaria, que hemos sido capaces de construir.

Esas preguntas creo que son las que el autor ha intentado responder escribiendo esta novela, escrita con un estilo ágil y rápido, muy natural, con abundantes diálogos y personajes muy cotidianos.

Una buena novela que me ha servido para conocer a este autor argentino, que toda la crítica incluye en las listas de jóvenes promesas de la literatura latinoamericana.

Y para acabar, como propina, una poesía de Pedro Mairal:


POR ESO
 
porque yo me desierto y tú me lluvias
porque me océano y me balsas
porque me otoño y tú me hojas
porque me sótano y me alas
por eso yo te músico y me músicas
por eso yo te potro y tú me frutas
y yo te marinero y me tabernas
y yo te remolino y me lagunas
por eso yo te circo y tú me infancias
por eso te amarillo y me amarillas
y te barco y me arenas
y te astro y me noches
y te buzo y me perlas
y te campo y me flores
por eso yo te viento y tú me crines
por eso te crepúsculo y me auroras
por eso yo te cielo y tú me golondrinas 


Pedro Mairal (Buenos Aires, 1970) es un escritor argentino. Cmenzó a estudiar medicina, pero pronto e dio cuenta de que lo suyo era escribir y estudió Letras en la Universidad de El Salvador. 

En 1994 consiguió unamención en el Premio Fortabat de poesía y comenzó a publicar sus poemas en prensa. Ha escritos novela, relatos, guiones y poesía. Saltó a la fama con la novela «Una noche con Sabrina Love», que recibió el Premio Clarín en 1998 y fue llevada al cine en 2000. Ésta es su cuarta novela.

Pedro Mairal

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

martes, 23 de mayo de 2017

El cielo robado - Andrea Camilleri


Título: El cielo robado 
Autor: Andrea Camilleri
 

Páginas: 120
 

Editorial: Gatopardo
 

Precio: 14,96 euros
 
Año de edición: 2017

Esta estupenda novelita, publicada originalmente en el 2009, cuando el autor tenía 83 años, se basa en una investigación sobre una anécdota que cuenta el cineasta Jean Renoir sobre su padre, el gran pintor impresionista Auguste Renoir, ocurrida durante una estancia en Agrigento (Sicilia) acompañado de su modelo y amante, que luego se convertiría en su esposa: perdió la cartera, se quedó sin dinero y fué hospedado por un amable campesino que no le cobró ni una lira. 

Curiosamente, no hay ningún otro testimonio ni prueba de ese viaje y no se conserva ningún cuadro de Renoir, que no paraba de pintar compulsivamente todo lo que veía, que de fe de su paso por Agrigento.

Alguien le sugirió a  Camilleri la idea de escribir una novela sobre ese pequeño misterio y nuestro amigo se lanzó a averiguar y cavilar qué pudo haber pasado, hasta escribir esta ingeniosa trama, muy bien armada y completamente plausible, sobre aquel episodio.

El texto se lee muy fácilmente, está escrito en forma de sucesión de cartas de un personaje inventado, el notario Riotta, es un espléndido ejemplo del género epistolar, en el que la pintura tiene un papel muy especial, como ya ocurrió en «El color del sol» (2007), un libro de Camilleri sobre Caravaggio escrito por encargo. La historia mantiene el interés desde la primera página, esta escrita con una concisión maravillosa y el desenlace, con más de una sorpresa y traca final, está a la altura de las expectativas.

Otra novela corta genial de este autor siciliano, uno de los mejores que un buen lector puede echarse a los ojos en estos tiempos de confusión y falta de carácter. Buenísimo.

Andrea Camilleri (Porto Empedocle, 1925) es un escritor de novela negra siciliano. Fué director y quionista de teatro y televión durante cuarenta años, hasta que, después de publicar algún que otro libro sin mucho éxito, a los 55 años dió a la impreta «Un hilo de humo» y a los 67 años, «La temporada de caza», dos novelas ambientadas en la imaginaria ciudad siciliana de Vigàta que se hicieron muy populares en Italia.  

Dos años después, al filo de los 70 años, publicó La forma del agua,la primera novela de la serie del inefable Comisario Montalbano que le ha llevado a ser el escritor actualmente más leído en su país y uno de los más conocidos en Europa. Ha escrito, hasta ahora, 32 libros de los casos de Montalbano en 32 años, con una regularidad asombrosa, más otros 65 títulos que le convierten en un ecritor tardío, pero muy prolífico.

Ha confesado que, montando una serie para la televisión sobre las historias del Comisario Maigret de Simenon, analizó la estructura de la novela policiaca y aprendió todos los resortes del género. Debe ser cierto, porque nos encanta Camillerii, creo que es el autor más reseñado de este blog con diferencia.

Andrea Camilleri leyendo

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

lunes, 22 de mayo de 2017

El arte de matar dragones - Ignacio del Valle


Título: El arte de matar dragones
Autor: Ignacio del Valle
 

Páginas: 480
 

Editorial: Algaida
 

Precio: 20,75 euros
 

Año de edición: 2004 

Arturo Andrade es un oficial del ejército franquista destinado a labores de inteligencia en una unidad que constituye el embrión del futuro Servicio de Inteligencia Militar, en la época de la posguerra. Un personaje con un pasado turbio, un tanto secreto, sin convicciones políticas. Un sujeto al que las circunstancias de la guerra le han colocado en territorio sublevado, «nacional», y ha aprovechado sus conocimientos de idiomas para desarrollar tareas de información; está allí sin ninguna convicción ideológica, sólo por instinto de supervivencia en un mundo hostil.

Al finalizar la guerra civil recibe el encargo de buscar «El arte de matar dragones», nombre de una tabla de pintura flamenca que había desaparecido al evacuar los fondos del Museo del Prado para preservarlos de los peligros de la guerra. La pintura se había esfumado misteriosamente y es el mismísimo Serrano Súñer quien ordena y exige su recuperación. ¿Esconde algo?¿tiene un sentido oculto esta enigmática tabla?

Durante sus investigaciones, Arturo va conociendo una serie de personajes un tanto estereotipados: falangistas violentos, militares prepotentes y autoritarios, mandos que intrigan en la sombra, y personal civil afectado por una sociedad vencida que ha perdido su estructura. Al ir avanzando la obra se descubren otras tramas sobre el espionaje durante y posterior a la guerra, ajustes de cuentas, desarrollo de armamento, tráfico de obras de arte, que le dan al relato una complejidad mayor que la que aparentaba al inicio.

Una novela curiosa con un protagonista y unos personajes distintos a los que vemos normalmente en la novela española, con un aire que rememora las antiguas novelas de caballería, donde se resaltan conceptos como lealtad y honestidad junto con sueños inalcanzables, ideales irrealizables y amores imposibles. 

Ignacio del Valle nació en Oviedo en 1971 y reside actualmente en Madrid. Escritor metódico y ordenado, se guía por referentes de la literatura norteamericana (Dennis Lehane, Cormac McCarty, Robert Littell) a los que admira.

Ha publicado diez novelas y un libro de cuentos que se han traducido a varios idiomas en Europa (portugués, francés italiano, polaco). Ha recibido varios premios literarios nacionales, es colaborador habitual en varios diarios y dirige una sección cultural radiofónica en Onda Cero. Con esta obra inicia una serie de novelas de suspense histórico protagonizadas por este personaje y con ella, ganó el Premio Felipe Trigo de novela.

Ignacio del Valle

Publicado por John Smith. 

domingo, 21 de mayo de 2017

Colección de epifanías - Cláudio Guimarães dos Santos


Título: Colección de epifanías 
Autor: Cláudio Guimarães dos Santos
 
Páginas: 274
 
Editorial: Bohodón
 
Precio: 16 euros
 
Año de edición: 2017  

Por casualidad me he enterado de que se presentaba en Madrid un libro de poesía en edición bilingüe, en español y portugués, de un poeta brasileño y, aunque no he podido asistir a la presentación, he conseguido un ejemplar. ¡Qué suerte! 

He empezado a leerlo traquilamente, me ha atrapado rápidamente y he acabado devorándolo en una sola noche, fascinado por una poesía profunda y a la vez accesible, elegante, potente y existencialista de este poeta brasileño, que parece girar alrededor de los grandes interrogantes que siempre acompañan al ser humano.

Podríamos hablar de poesía de ideas, de ensayos sintetizados en cadenas de versos, pero quizás daríamos la impresión equivocada de una poesía oscura, dificil de entender, sesuda y erudita, y nada más lejos de la realidad. Estos poemas son sugerentes, fáciles de leer, ligeros como nubes y como ellas magníficos, llenos de matices y de rumbos.

Una recopilación de cuarenta poemas densos como ensayos, y claros a la vez como aforismos, con la habilidad de abordar temas de mucha enjundía con la ligereza y la música de la poesía. Una maravilla. Creo que estamos ante un gran poeta, con un mundo propio, que tiene muchas cosas que decir y sabe cómo decirlas.

¿Qué qué poemas son mis poemas favoritos? Pues me han gustado todos, pero dos, «De Fausto me visto» y «Réquiem», me parece que me hablan de manera especial. También hay algún que otro soneto, la piedra de toque para un poeta, resuelto de manera brillante. Un poemario muy completo, que alterna las piezas cortas con las de largo aliento hasta completar toda una obra redonda.

En esta edición, las poesías están muy bien arropadas por: un estupendo prólogo del traductor, Manuel Moya (Fuenteheridos, 1960) un poeta que juega con la idea de que todo traductor es un contrabandista; una atinada introducción crítica a cargo de Fernando Cabrita (Olhão, 1954), un poeta portugués del que ya hemos hablado aquí; un prefacio iluminador de Pedro Ferré, de la Universidade Nova de Lisboa, y otro prefacio del autor, en el que desvela varias claves de su biografía literaria y de su poesía.  Por ejemplo, se declara ector compulsivo desde muy joven y cuenta cómo a la vez que empezaba Medicina se  despertaba en su interior la vocación de poeta.

Un libro formidable, que vale la pena leer, de un poeta sólido, muy serio, que os aseguro que no pasará desapercibido después de publicar este libro. Sí, ya sé que muchos de vosotros no leéis poesía, pero eso es porque la habéis probado poco. Y hacéis muy mal, porque os perdéis cosas como la maravillosa poesía de Guimarães dos Santos.

Para acabar, un ejemplo:

Jardín japonés

Siento en este jardín japonés 
El presente de toda la vida,
El pasado de toda edad.

El adormecido silencio de los estanques
Acunando la transparencia de las piedras,
Ocultando el secreto de los mitos,
De las cosas,
De los momentos.

Rehaciendo, en la carne verde
De las hjas que envejecen,
Los olvidados atajos de mi propia historia.


Cláudio Guimarães dos Santos (São Paulo, 1960) es un poeta brasileño, maestro en Artes por la Escuela de Comunicaciones y Artes de la Universidad de São Paulo y doctor en Lingüística por la Université de Toulouse-Le Mira.

Ha sido muchas cosas, todas interesantes. Como artista plástico, ha participado en exposiciones importantes y su obas han estado en varios museos. Como cineasta, escribió y dirigió «El Acosador», un largometraje en Super-8. Como médico, ha trabajado en el campo del diagnóstico y tratamiento de disfunciones cognitivas relacionadas con la memoria y con el lenguaje. Ha investigado en neuropsicología, psicoterapia, semiótica y filosofía de la mente, siempre con un enfoque multidisciplinar. 

Por último, es diplomático de carrera desde 2010 y ha trabajado en el Consulado general en Frankfurt y en la Embajada en Montevideo de su pais. Trabaja, actualmente, en el Consulado general en Faro (Portugal), donde es Jefe del Sector Cultural y de Cooperación Educacional. Un hombre multidisciplinar, polivalente y una caja de sorpresas. 

Cláudio Guimarães dos Santos

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

sábado, 20 de mayo de 2017

El caminante - Jiro Taniguchi


Título: El caminante 
Autor: Jiro Taniguchi 

Páginas: 232

Editorial: Ponent Mono 

Precio: 24 euros

Año de edición: 2016  

Hoy vamos a hablar de una historieta que no deja lugar a dudas sobre si el cómic puede a vecesr ealmente llegar a ser novela gráfica y ser literatura. Narrración con imagenes. Ésa es la etiqueta que mejor le cuadra a estas historias intmistas, líricas, relajantes y un poco zen en la que os recomiendo que os dejéis embarcar. 

El argumento se resumen en muy pocas palabras: un hombre sale a pasear cada mañana de su casa, camina un rato y encuentra cosas. Nada más y nada menos. Alrededor de esa idea se suceden veintidós historias cortas que funcionan como relatos literarios. Sencillez, elegancia y una mirada serena para construir un relato en el que se sugieren temas, situaciones y actitudes con una sutileza prodigiosa. Episodios de un caminante solitario que se completan con dos historias añadidas al final, una sobre recuerdos de adolescencia y una concesión a la fantasía. Dos propinas del editor a las peripecias originales del caminante.

Ternura, compasión y contacto directo con la realidad son los puntos clave que sugieren la lectura de esta obra, de la que el lector emerge tranquilo y en estado similar a que deja una buena sesión de relajación. Os lo recomiendo.

El dibujo es nítido, muy realista, casi fotográfico, de línea clara y composición clásica. Las vñetas se disfrutan una a una y lo único que llama la atención es ver que el protagonista y los personajes tienen rasgos occidentales cuando, por todos los detalles, parece que viven en una ciudad japonesa. Cosas de la internacionalización de la obra.

Se ha dicho, creo que con razón, que las estampas de este japonés recogen la tradición de Hokusai, Hiroshige y los mejores artistas japoneses de grabado. La otra clave, es que dicen los críticos que Taniguchi tiene a poner algo de su vida en los cómics de su última etapa, así que probablemente él mismo haya sido un caminante mañanero que ha disfrutado paseando y dándose cuenta de que es fácil ser feliz si uno quiere.


Jiro Taniguchi (Tottori, 1947-1917) fué un dibujante de manga japonés, autor de varias series de cómics, traducido a multitud de idiomas y ganador de un buen número de premios. Entre otros, el Premio Tezuka, el Premio Shōgakukan, el Primer Premio al mejor guión en el Festval de la historieta de Angulema y el premioal mejor cómic en el Salón del Cómic de Barcelona. Llegó a ser además Caballero de las Artes y  las Letras, la más alta distinción cultural de nuestropaís vecino, Francia.

Comenzó dibujando manga e historietas cortas para la prensa japonesa. En los años 90 se dejó influir por el cómic francés y belga, y empezó a publicar historietas máscercanas al estilo occidental. Es uno de los autores japonenes más famosos y apreciados en Europa.

http://www.gettyimages.es/fotos/jiro-taniguchi?excludenudity=false&sort=mostpopular&mediatype=photography&phrase=jiro%20taniguchi&family=editorial
Jiro Taniguchi (Getty Images)

Publicado por Antonio F. Rodríguez.