viernes, 30 de diciembre de 2016

El derecho a la pereza - Jules Lafargue


Título: El derecho a la pereza
Autor: Jules Lafargue
 
Páginas: 104
 

Editorial: Maia
 

Precio: 8 euros
 
Año de edición: 2011

Este ensayo, publicado por primera vez en Francia en 1870 y en España en 1974, llegó a ser muy popular en su tiempo, aunque hoy esté casi completamente olvidado. Defiende algunas ideas básicas y elementales que contradicen algunas opiniones generalmente aceptadas, pero que no se suelen ni cuestionar ni tampoco argumentar.

Por ejemplo, parece sensato reconocer que el trabajo obigado y por necesidad es algo negativo y que lo natural sería aspirar a vivir sin trabajar, al menos a la fuerza, y poder dedicar nuestro tiempo a lo que libremente más nos interesase. Entonces, si el trabajo obligatorio es un mal menor, es lógico pensar que si hay máquinas que hacen todo o parte del trabajo, la jornada laboral debería ir disminuyendo progresivamente.

Lafargue cita estudios de Marx en los que se demuestra que «el último movimiento que ha oblgado a reducir la jornada laboral a nueve horas no ha disminuido la productividad en Francia».

También expone que lo más natural sería que los trabajadores fueran los propietarios de la empresa en la que trabajan: «La emancipación de la clase trabajadora no será completa hasta que los instrumentos de trabajo estén en su poder»

La defensa del derecho a ser perezoso, en oposición al derecho al trabajo, se apoya en los evangelios, en Heródoto y otras fuentes igualmente claras y contundentes. Realmente parece que el vicio y la pulsión desaforada por trabajar dominan la opinión pública comúnmente aceptada. En fin, un ensayo que va a sorprender a quien lo lea por la modernidad de su lenguaje, que parece escrito ayer, interesante, estimulante, sugerente y muy combativo. 

Resulta ser un texto de gran actualidad, en estos tiempos en los que se habla de la Renta Básica Universal y algunos de los países más adelantados tienen jornadas de menos de 40 horas semanales. Una lectura muy atractiva que da que pensar.
                 
Jules Lafargue (Santiago de Cuba, 1842-1911), periodista, médico y revolucionario nacido en Cuba y nacionalizado en Francia, era hijo de un rico hacendado francés que, uns vez que hizo fortuna, volvió a su Burdeos natal. Jules estudió Medicina en París y leyendo a Proudhon, se convirtió en anarquista. Expulsado de la universidad por su activismo, tuvo que emigrar a Londres, donde acabó sus estudios, conoció a Karl Marx, se casó con su hija y evolucionó del anarquismo al marxismo.

Estuvo en España y conoció a Pablo Iglesias, el fundador del PSOE. De vuelta a Francia, fué miembro muy activo de la Comuna de París y fundador del Partido Obrero Francés en 1879. 

Se suicidó a los 69 años junto con Laura Marx, tal y como habiá planeado desde años atrás.
          
Jules Lafargue
                   
Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada