sábado, 5 de diciembre de 2015

Aforismos - Fernando Pessoa


Título: Aforismos
Autor: Fernando Pessoa

Páginas: 130
 
Editorial: Renacimiento

Precio: 10 euros 

Año de edición: 2012

Siempre me han gustado especialmente los libros de aforismos. Por varias razones, invitan a pensar, estimulan la imaginación, ponen  aprueba el ingenio del autor... a veces son capaces de condensar en una frase toda una visión del mundo y de la vida y entonces son tan mágicos como un conjuro. Alguien dijo alguna vez que son versos en prosa. 

El caso es que he tenido la suerte de encontrarme ayer en una librería este tomito de Fernando Pessoa, uno de los mejores autores de aforismos: desconcertante, paradójico, inteligente, lírico. Se acaban los adjetivos cuando uno intenta describir el mundo de este portugués lleno de encanto y creo que lo mejor es leerlo.

En su caso, los aforimos constituyen una muy buena introducción a su literatura. Escribió cientos de ellos a lo alrgo de su vida tratando de explicarse y explicar este desconcertante y enigmático universo en el que vivimos, no sé si lo consiguió, pero nos resulta tan cercano, tan íntimo que leerlo es una de las mejores experiencias que se pueden tener. Pessoa está en una categoria un poco aparte del resto de escritores, es otra cosa.

Buenos, os dejo una pequeña muestra para que comprobéis de qué estamos hablando:

«Toda la vida del alma humana es un movimiento en la penumbra».

«No el amor, sino lo alrededores del amor, es lo que vale la pena».

«La voluptuosidad de hacer justicia a un adversario».

«La locura, lejos de constituir una anomalía, es la condición normal del ser humano. No tener conciencia de ella, y que no resulte excesiva, es ser un hombre normal. No tener conciencia de ella, y que sea grande, es ser loco. Tener conciencia de ella, y que sea pequeña es ser desilusionado. Tener conciencia de ella y que sea grande es ser un genio».

«El entusiasmo es grosero».

«No quiero rosas cuando hay rosas, las quiero cuando no las puedo tener».

Un libro tremendo, con el que hay que andar con cuidado, editado con primor por la editorial Renacimiento, fundada en Sevilla en 1914, que incluye un prólogo de José Luis García Martín, culpable de la selección y traducción, y un epílogo de Andrés Trapiello. Un librito muy aconsejable que no debéis dejar pasar porque ¿qué podemos hacer mejor que leer a Pessoa?

Retrato de Pessoa de Almada Negreiros (1964)

Fernando António Nogueira Pessoa (Lisboa, 1888-1935), más conocido como Fernando Pessoa, fué un poeta y escitor portugués de enorme talento, paradójico y desconcertante. Siendo uno de los mejores poetas en portugués, comenzó a escribir en inglés, muchas de sus anotaciones las escribiía en ese idioma e inglesas fueron sus últimas palabras.

A pesar de que su apellido significa persona (pessoa) en portugués, es un caso único porque el sólo creo toda una generación de poetas, los heterónimos, nada menos que 72, unos méjor dibujados que otros, cada uno con una sensibilidad, biografía y estilo propios.

Cuando murió, sólo había publicado dos folletos de versos y el libro de poemas «Mensagem» (1934), sin embargo había dejado dispersas por diarios y revistas una notable colección de versos y una obra inédita enorme, en papeles manuscritos casi ilegibles, llenos de correciones, tachaduras y llamadas, de los que los eruditos todavía extraen de vez en cuando obra nuevas. Casi no publicó en vida, pero despues de muerto no para de publicar nuevos libros.

Entendió mejor que nadie las contradicciones de la poesía lírica y nos dejó estos famosos versos:

El poeta es un fingidor.
Finge tan completamente
Que llega a fingir que es dolor
El dolor que de veras siente.


Su vida pareció a muchos un ejemplo de insignificancia y fracaso, la de un oficinista gris, un simple traductor de cartas. Sin embargo consiguió ser todo lo que quería ser en la vida: poeta, filósofo y genio de la literatura universal.

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada