jueves, 25 de diciembre de 2014

La historia interminable - Michael Ende


Título: La historia interminable
Autor: Michael Ende

Páginas: 424
        
Editorial: Alfaguara
  
Precio:
12,95 euros

Año de Edición: 2002

Éste es uno de los superventas que apareció en España en los años 80, una década prodigiosa en la que los libros más vendidos en nuestro país tenían además una calidad impresionante. «La historia interminable», «La historia sin fin» en países latinoamericanos. Probablemente ayudó a que se vendiera el que es a la vez una novela de aventuras y fantasía muy entretenida para el público juvenil y una  buena novela para adultos.

En mi opinión, es uno de los libros que hace un mayor y más completo alarde de imaginación y creatividad. El lector va de sorpresa en sorpresa ante la capacidad de fabulación y la inventiva del autor. La idea inicial de la historia es muy antigua y ha sido utilizada infinidad de veces desde, por ejemplo, Alicia en el País de las Maravillas o El león, la bruja y el armario. Un protagonista, que suele ser un niñoi, encuentra una puerta a otro mundo, en el que corre mil y una aventuras.

En este caso el personaje principal se llama Bastian y un libro es la puerta a otra dimensión. Pero en lo que gana esta historia a la mayoría de otras parecidas es en la inventiva que despliega. Aparece una galería de monstruos y criaturas absolutamente deliciosas, hay una variedad de paisajes y ciudades asombrosa, se suceden los giros en la trama y el libro resulta de lo más ameno y entretenido.

Otro acierto creo que son los nombres de los personajes: Morla, la tortuga milenaria; Atreyu, un joven cazador piel verde; la HIja de la Luna, la emperatriz infantil; Fújur, un dragón blanco benévolo; Xayide, la malvada bruja; Gmork, un terrible lobo al servicio de la Nada...

Las ilustraciones originales complementan muy bien el texto y espolean la imaginación del lector. La presentación del libro también llama la atención, con páginas impresas en verde y otras en morado, letras ornamentadas al principio de cada capítulo y una ordenación que va desde la A a la Z.

Michael Ende quiso plantear una idea que ya aparece en La divina comedia, en la que Dante para buscar el paraíso comienza por internarse en el infierno. El autor sostiene que un método mágico para alcanzar un objetivo muy difícil es avanza en sentido opuesto. Para comprender el mundo, la realidad, que resulta a menudo estraña e incomprensible, se puede intentar entrar en un mundo de fantasía absoluto, en el que todo está cargado de simbolismo y significados, como hace Bastian, y al final, después de un largo viaje, se encuentra el sentido a lo real, que siempre sirve de sustrato y está detrás de lo imaginario.

En fin una maravilla de libro, un clásico de la literatura juvenil, muy recomendable para todo tipo de público, para grandes y pequeños, que se lee con facilidad, una gozada.
      
Áuryn, el talisman de la Empreratriz Infantil
     
Ha habido varias versiones cinematográficas, la más famosa es la de 1984, dirigida por el alemán Wolfang Petersen. Es una cinta que está muy bien y, como es lógico, decepciona un poco si se la compara con el libro, pero es que me parece prácticamete imposible estar a su altura. Como película infantil está muy bien y los fans de la obra tienen la oportunidad de ver a gigantes de piedra, al dragón y al resto de seres de fantasía.

Atteyu y Fújur

Michael Ende (Garmisch-Partenkirchen,1929-1995), es un escritor alemán, hijo de un pintor surealista (Edgar Ende) y una fisioterapeuta. Su infancia y su formación estuvieron marcadas por la vida bohemia y poco convencional de su padre. En su juventud participó en una organización antinazi, llamada el «Frente Libre Bávaro».

Comenzó a trabajar como actor y a los 21 años publicó sus primeros cuentos para niños, con bastante fortuna. Su primer gran libro fué «Jim Botón y Lucas el Maquinista» (1960), una novela fantástica que ganó varios premios. Se hizo mundialmente famoso con dos grandes éxitos: «Momo» (1973) y «La historia interminable» (1979). Sus libros tienen siempre algo de originalidad, se salen de lo normal y son muy creativos.

Michael Ende
   
Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada