jueves, 4 de septiembre de 2014

Un día de fuego - Beppe Fenoglio


Título: Un día de fuego
Autor: Beppe Fenoglio

Páginas: 668 


Editorial: Sajalín 

Precio: 27,00 euros 

Año de edición: 2013

No conocía a Beppe Fenoglio. Compré este libro casi a ciegas, dejándome llevar por mi afición a los libros de relatos y suponiendo que si el tema era la vida rural en Italia, algo bueno tendrían. Y acerté de pleno porque me ha encantado.

Se trata de la recopilación de todos los cuentos publicados por este fenomenal autor italiano, en total cincuenta, ordenados según su propio criterio por temas: cuentos de la guerra civil, cuentos de la posguerra, cuentos de la parentela y del pueblo, y cuentos fantásticos. El volumen se completa con un pequeño diario de 1954 y una narración de cómo conoció a su mujer.

Son relatos de longitud media, entre tres o cuatro páginas y quince o dieciséis,  neorrealistas, directos, llenos de fuerza y de veracidad, que parecen a la vez contar historias de manera objetiva y llenarlas de pasiones intensas. Cuentos típicamente italianos, algo desgarrados, un poco duros, llenos de alma, que constituyen una crónica de la vida de los partisanos y de la existencia cotidiana en la vida rural de una de las regiones de la Italia profunda más rural y primigenia, la langa, una zona de colinas al sur y al este del Piamonte.

Según las notas a pié de página, algunos están basados en historias reales, pero tengo la impresión de que todos, o casi todos, son historias que se cuentan en Alba y los puebos d por allí. Me recuerdan los relatos de dos giovanni, Giovanni Verga («La vida en el campo») y Giovanni Guareschi («Don Camilo»).

Mis cuentos favoritos son los que mejor describen la cultura más agricola y ancestral de los campesinos: «El adiós», «El remolino», «Nueve lunas» y «El olor dela muerte», donde un chico explica:

«Si se frotan con fuerza y durante mucho tiempo los dedos de una mano contra el dorso de la otra, y luego se huela la piel, el olor que se percibe es el olor de la muerte.»

Un libro de relatos muy recomendable de uno de los autores más relevantes e influyentes de su generación, profundamente italiano y lleno del sabor de una cultura de otro tiempo. La Italia rural de los años 40.

Beppe Fenoglio (Alba, 1922-1963), partisano, escritor, traductor y dramaturgo italiano, era hijo de un carnicero y una madre con mucho carácter que quería para él una vida mejor. Lector compulsivo desde niño y alumno brillante, aprendió inglés, se aficionó a la literatura en esa lengua y llegó a ser un traductor muy notable.

Fué partisano antifascista durante la Segunda Guerra Mundial y cuando acabó, decidió dedicarse completamente a la literatura. Publicó poco en vida, se ganó el respeto y la admiración de Elio Vittorini e Ítalo Calvino. Era un gran fumador y murió a los 42 años de un cáncer de pulmón. Poco a poco fueron saiendo a la luz todos sus relatos, sus novelas y se convirtió en un autor muy valorado en su país. Su madre, esté donde esté, debe de estar orgullosa.

Beppe Fenoglio

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada