miércoles, 28 de mayo de 2014

Los caníbales - Álvaro do Carvalhal


Título: Los caníbales 
Autor: Álvaro do Carvalhal 

Páginas: 96 

Editorial: Ardicia 

Precio: 14 euros 

Año de edición: 2014

Esta novela corta, que se publica por primera vez en España en nuestro idioma, es una joya del siglo XIX rescatada del olvido en una edición muy manejable, bien presentada y con un agudo prólogo del escritor peruano Fernando Iwasaki

La nouvelle, ese género en los alrededores de las cien páginas, entre las 30 000 y las 50 000 palabras, a medio camino entre el relato y la novela, es ideal para leer hoy en día, en los tiempos que corren que a menudo no nos dejan más que ratos perdidos para entregarnos a la lectura. Es un género que me encanta y éste es un espléndido ejemplar, recuperado por la editorial Ardicia que afortunadamente se está dedicando a poner en la calle auténticas maravillas, siempre por debajo del centenar de páginas y, en este caso, sacando además del armario del olvido a otro autor portugués interesantísmo. No sé si se les acabará el filón portugués algún día, porque parece no tener fin.

En esta ocasión, el hallazgo es la pieza más afamada de otro escritor del siglo XIX, desconocido por aquí, que escribe con un desparpajo y una soltura envidiables. Está llena de frescura, de originalidad e inventiva. Nos cuenta una trama interesante, una historia de amor alrededor de un hombre que guarda un secreto y un misterio. El autor se sitúa a menudo entre dos aguas, haciendo metaliteratura interpelando, preguntando, engatusando o increpando al lector sobre lo que se está contando en cada capítulo, dudando de qué camino tomar hasta el punto de que vemos surgir la historia delante de nosotros, armarse y echar a andar.

Un novelita genial en la que hay elementos fantásticos, de terror, de crítica social ácida y despiadada, de humor irreverente y políticamente incorrecto, que se remata al final con un desenlace contundente, digno colofón a una historia tan divertida y creativa. Un texto original, muy bueno, con un lenguaje depurado, que parece mentira que tenga la friolera de algo más de un siglo y medio. Un libro muy recomendable que se lee en un par de horas y resulta ideal para tiempos de ajetreo. Espléndido.

Álvaro do Carvalhal (Algeriz, 1844-1868), nació en el norte de Portugal, estudió Derecho en la Universidad de Coimbra, donde coincidió con buena parte de la llamada Generación de los 70, un grupo de escritores y pensadores, entre los que se encontraba el gran Eça de Queirós, que declaró oficalmente muerto el romanticismo y anunció la llegada del realismo.

Pero Carvalhal murió de un aneurisma muy joven, a los 26 años, sin llegar a conocer  la proclamación de las nuevas ideas tres años más tarde en las Conferencias del Casino (1871). Sus temas y estilo son propios del romanticismo y la fantasía gótica, cargados de una ironía que anuncia la burla del romanticismo que orquestaron los realistas. 

En cualquier caso, murió demasiado joven, sólo le dió tiempo a escribir una obra de teatro, algunos poemas y seis novelas cortas, entre las que se encuentra esta joya. Tan escasa obra le bastó para ser uno de los autores portugueses más interesantes del siglo XIX.

 
Álvaro do Carvalhal 

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada