lunes, 24 de marzo de 2014

Crónicas de pobres amantes - Vasco Pratolini


Título: Crónicas de pobres amantes 
Autor: Vasco Pratolini 

Páginas: 336 

Editorial: RBA 

Precio: 16,05 euros 

Año de edición: 2004

Esta novela, escrita en 1947, es uno de los mejores ejemplos de literatura neorrealista que se pueden leer y una verdadera joya literaria. Es en realidad un fresco impresionante de todo un barrio de la Florencia de los años cuarenta bajo la dictadura fascista de Mussolini, una crónica maravillosa y poliédrica del mundo que gira alrededor de la Via del Corno, un callejón de cincuenta metros de largo, cinco de ancho, sin aceras, situada cerca de la Piazza de la Signoria.

Un libro que nos cuenta la vida cotidiana, la historia colectiva, de un batallón de personajes que viven y luchan en esa calle, entre amores, venganzas, celos, lealtades, envidias, perversiones y enredos. Los diálogos son frescos y naturales, de manera que a veces parace más un micrófono que un libro lo que uno tiene entre las manos. Y el texto en conjunto respira autenticidad, realismo y verosimilitud, hasta el punto de que es inevitable pensar que lo que se nos está contando es lo que veía el pequeño Vasco en la callecita en la que vivía.

Un obra estupenda, sencilla, bien escrita, apasionante en su veracidad, que se disfruta párrafo a párrafo, como un melodrama realista y vertiginoso. Una maravilla que se adapta a todos los gustos. Pratolini en estado puro. Me da la sensación que esta novela, redonda y auténtica, debe de ser su mejor creación. Os la recomiendo, lo único malo que tiene es que se acaba demasiado pronto..

La Via del Corno en la película Crónicas de probres amantes

Hay una versión cinematográfica, todavía inédita en España, dirigida por Carlo Lizzani en 1954 y protagonizada por el gran Marcello Mastroiani, que ganó un premio en el séptimo Festival de Cannes.

Vasco Pratolini (Florencia, 1913-1991) nació en una familia humilde. Su madre murió cuando él tenía cinco años, mientras su padre estaba en la Primera Guerra Mundial, y tuvo que irse a vivir con sus abuelos. A los 12 años se trasladó a vivir la Via del Corno, en Florencia, una de los protagonistas de esta novela. Trabajó como vendedor ambulante, camarero y tipògrafo.

Escritor autodidacta y lector voraz, le debió a Elio Vittorini que le introdujese como colaborador en el periódico y a una tuberculosis, el poder leerse la biblioteca completa de un sanatorio. Fué funcionario, partisano contra la ocupación nazi, guionista de cine, figura del neorrealismo italiano y escritor de éxito. Es una verdadera pena que cueste tanto encontrar sus libros en España.

Vasco Pratolini

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada