miércoles, 31 de julio de 2013

¡Mil entradas!


¡Cómo pasa el tiempo! Parece que fué ayer cuando La antigua Biblos abrió sus puertas en la red y ya ha llegado a su entrada número mil. Han sido casi tres años muy intensos, de bastante trabajo, muchas lecturas, nuevos amigos, autores poco conocidos, otros olvidados, subestimados, malditos, difíciles, magistrales, rebuscados... muchas experiencias literarias, en fin, una gozada.

No todo han sido novelas y cuentos, la idea ha sido abrir este blog a otros géneros, a otras experiencias literarias, y ha habido lugar para el cómic, los libros de fotografía, el ensayo, el teatro, la poesía, los artículos periodísticos, la historia, la biografía y los diccionarios, a otros géneros menores e incluso a algunos ejemplos del muy antiguo arte de la oratoria.


Espero que hayáis disfrutado tanto como yo, porque me lo he pasado de miedo, he disfrutado como un enano, he leído más que nunca, más de cien libros al año, he conocido nuevos escritores fenomenales, editoriales interesantísimas y libros maravillosos. Sigo pensando que abrir un blog es una de las mejores maneras de vivir una afición y disfrutarla.

Por eso, por lo bien que me lo he pasado, quiero darles las gracias, con cariño, a los colaboradores, que me han echado una mano enviándome de vez en cuando una entradita, a los lectores, suscriptores y seguidores, que han convertido esta aventura en una empresa colectiva, al menos en parte, a mis librerías que me han animado y han donado libros para los sorteos y a los que han dejado algún comentario, algo que siempre hace ilusión.

Quiero dedicarles un párrafo a todos los lectores empedernidos, a los lectores compulsivos que devoran todo lo que cae en sus manos con avidez. Si te imaginas el cielo como una biblioteca infinita y toda la etermidad para leerla, si aprovechas cualquier rato perdido para abrir un libro, si a veces te parece que la vida es eso que pasa entre libro y libro, si siempre llevas un librito encima por si acaso, si alguna vez te has alegrado de que tu avión se retrase porque así tienes un ratillo más para leer, si ya no te caben los libros en casa y los colocas en sitios inverosímiles, si las bibliotecas y librerías te parecen templos en los que no puedes dejar de entrar, si a veces vas por la calle leyendo y andando al mismo tiempo, si alguna vez has leído dentro del coche durante el recorrido de un túnel de lavado, si en cuanto ves a alguien como tú, con un libro bajo el brazo, estás deseando preguntarle qué está leyendo... si te pasa todo eso o cosas parecidas, si un libro es tu objeto favorito, entonces eres de los nuestros y éste es tu blog.


Los lectores no maníacos, las personas normales, vaya, también son muy bienvenidas. Y por supuesto, no quiero que esta entrada suene a despedida, sino a breve parada para seguir adelante aún con más energías, leyendo, comentando, recomendando y reseñando, porque la vida es corta e ingrata, y vale la pena disfrutar de lo que nos gusta. Así que, seguid leyendo, compañeros y espero que, de vez en cuando, compartáis la alegría de haber leído un libro estupendo y me enviéis una reseña. 

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

martes, 30 de julio de 2013

La casa redonda - Louise Erdrich


Título: La casa redonda
Autora: Louise Erdrich

Páginas: 346

Editorial: Siruela

Precio: 21,95 euros

Año de Edición: 2013

La novela que traemos hoy aquí es una obra muy bien acabada, muy sólida. Un libro envolvente que nos sumerge en la forma de vida, en la cotidianeidad de un grupo de indios en una reserva de hoy en día. El protagonista es un chico de cartorce años, que tendrá que enfrentarse a sucesos terribles que le obligarán a madurar, a tomar decisiones y a crecer. Conocerá el amor, la amistad y la inextricable maraña burocrática que rodea a los indios.

Por sus páginas veremos a sus amigos, que andan por ahí dando vueltas en bici y dejándose invitar a comer por cualquiera cuando les entra un ataque de hambre; a su padre, un juez indio que administra justicia en casos pequeños, de andar por casa; a las comadres siempre dispuestas a preparar una comida de emergencia para adolescentes en edad de crecer; a alguna anciana descarada que anda todo el día hablando de sexo; a un cura exmarine y preconciliar que da mucho juego y a un elenco de personajes típicos que dibujan todo un paisaje humano.

En este libro entraremos en contacto con las costumbres y tradiciones de los Ojibwa, sabremos qué es un powwow, un wiindigoo y la casa de sudación. Y escucharemos un montón de historias tradicionales, contadas por varios personajes y por un anciano incombustible que habla sólo por las noches mientras duerme y cuenta viejas historias de indios.

El estilo es contenido, los sentimientos están tratados de manera muy indirecta y eso hace que nos empapemos de ellos poco a poco al leer el libro. La acción se cuenta a bajo nivel, por ejemplo en vez de decir «arrancó el coche», se diría «metió la llave en el contacto, la giró con fuerza y el coche comenzó a temblar con el motor». De esa manera la acción se ralentiza un poco, pero la mente del lector tiene tiempo para imaginar cosas: el escenario, el contexto, los movimientos de los personajes, detalles... y la narración gana, gana mucho.

Una novela muy buena, amena, conseguida y redonda (como el título), que no se debe perder nngún buen lector que se precie. La experiencia vale la pena y os hará disfrutar.

Louise Erdrich (Little Falls, Minnesota, 1954) es una escritora estadounidense de origen Ojibwa y alemán, miembro de la Turtle Mountain Band of Chippewa, una tribu de indios americanos Ojibwa y Métis de unos 30 000 miembros. Se crió en un pequeño pueblo de Dakota del Norte, en el que sus padres eran maestros. Se graduó en inglés y luego hizo un Máster en Bellas Artes, en la especialidad de escritura creativa en la Universidad Johns Hopkins.

Siendo niña, su padre le daba cinco centavos por cada cuento que escribía. Su primera novela «Filtro de amor» ganó en 1984 el Premio Nacional del Círculo de Críticos. Ha escrito catorce novelas hasta ahora y con la última, esta estupenda «La casa redonda», ha conseguido el Premio Nacional de Literatura de EE. UU.

Actualmente vive en Minnesota y es la propietaria de una librería, Birchbark Books.

Louise Erdrich

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

lunes, 29 de julio de 2013

El tesoro de Sierra Madre - Bruno Traven


Título: El tesoro de Sierra Madre 
Autor: Bruno Traven 

Páginas: 352 

Editorial: Acantilado 

Precio: 22 euros

Año de Edición: 2009

Esta estupenda novela, publicada en alemán por primera vez en 1935, narra las peripecias de tres aventureros estadounideneses, sin dinero ni trabajo, en México, lanzados a la búsqueda de una mina de oro en Sierra Madre. Escrita con un estilo directo, sencillo y eficaz, es un buen ejemplo de novela de aventuras y, en el fondo, un alegato contra la ambición y la codicia humanas.

Tuvo un éxito considerable, se tradujo a multitud de idiomas y fué llevada al cine en una maravillosa película con el mismo título, que os recomiendo sin ninguna duda, dirigida en 1948 por John Huston y protagonizada magistralmente por Walter Huston, Humprey Bogart y Tim Holt.

Fotograma de «El tesoro de Sierra Madre» (1948)

Una muy buena novela, con una tensión dramática muy conseguida, de un autor poco conocido, pero de una calidad indiscutible, que muestra uno de los lados más oscuros de nuestra forma de ser. Muy recomendable para todo tipo de lectores. 

Bruno Traven (¿Chicago o Schwiebus?, 1882/1890-1969) es uno de los pseudónimos (como Traven Torsvan, Hal Croves o Ret Marut) de un misterioso escritor, cuya identidad nunca ha estado del todo clara. Hay quienes dicen que nació en Chicago en 1890 y luego viajó a Alemania. Otros sostienen que nació en Schwiebus (Alemania), hoy en Polonia, en 1882.

Parece que fué primero mecánico montador, luego actor en compañías provinciales y en los teatros municipales de Danzig y Düsseldorf, y finalmente desde 1915, escritor y editor independiente. Parece que editó una revista anarquista y que participó en la fundación de la efímera república soviética de Baviera (1918-1919), administrada por consejos de obreros, campesinos y soldados, borrada del mapa por el ejército aleman. 

Huyó a Inglaterra y desde allí a México. Allí conoció a Frida Khalo, Gabriel Figueroa, Diego Rivera y un nutrido grupo de intelectuales. Viviendo en México enviaba sus manuscritos a Alemania y allí se publicaban en alemán. Sus libros influidos por el espíritu de la revolución mexicana, hablan a menudo de insurrecciones de oprimidos contra sus opresores con una gran sensibilidad antropológica, cultural, social y moral. Fueron traducidos a 44 idiomas y le hicieron famoso rápidamente, sin embargo siempre quiso mantenerse en el anonimato («un creador no debe tener más biografía que su obra») y parece que lo consiguió, porque hay pocos datos sobre su vida y lo poco que se sabe es bastante dudoso e incierto.

Hay una interesante página dedicada a Traven, con fotografía y material variado.

 Bruno Traven

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

domingo, 28 de julio de 2013

Del 98 al 13 - Antonio Valdecantos

Antonio Valdecantos

Ayer apareció en El país un sabroso artículo sobre el momento histórico que estamos viviendo en España y el inevitable desengaño que estamos sientiendo ante las actitudes, modos y soluciones que llegan desde la Unión Europea para los países mediterráneos. Un texto excelente, muy bien organizado, convincente y ameno, que parece dar en el clavo en cada frase. Me ha encantado. Aquí lo tenéis: 


Antonio Valdecantos (Madrid, 1964) es un filósofo, pensador y ensayista español, catedrático de Filosofía en la Universidad Carlos III de Madrid. Ha publicado varios libro sobre el bien moral, ética y el relativismo moral. Colabora habitualmente en el periódico El país. En este enlace podéis ver todos los artículos que ha publicado en ese diario.

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

sábado, 27 de julio de 2013

Mi último suspiro - Luis Buñuel


Título: Mi último suspiro
Autor: Luis Buñuel

Páginas: 344

Editorial: Debolsillo

Precio: 9,95 euros 

Año de Edición: 2012

Escritas en 1982, un año antes de su muerte, con la ayuda de su amigo y colaborador Jean-Calude Carrière, estas memorias son uno de los mejores ejemplos de lo que debe ser este género, una panorámica serena y reflexiva del discurrir de una vida, entreteniéndose lo justo en anécdotas y cotilleos propios de la prensa rosa, y describiendo la peripecia vital del personaje, del intelectual.

Es un libro muy sincero, ameno, que se lee muy bien y permite conocer un poco más la figura de este prodigioso aragonés, de una inteligencia descomunal, que triunfó en el cine a nivel internacional y se codeó con la intelectualidad de ambos lados del Atlántico.

Buñuel es un caso curioso, lleno de contradicciones. Fué un rebelde toda su vida, que reaccionó contra un catolicismo axfisiante y una sociedad represiva, buscando la libertad e inspirándose en la creatividad sin límites del surrealismo. Pero a la vez, era un hombre de orden. Le gustaban la puntualidad, el bien vestir, el irse temprano a la cama y madrugar para trabajar. Era un amante del tabaco, el alcohol y los burdeles, pero parece que en cuanto se casó le fué rigurosamente a su mujer. Solía decir que era «ateo, gracias a Dios».

Trató el sexo en varias de sus películas, incluso intentó hacer una cinta pornográfica, pero en su casa no permitía los tacos y en los rodajes se comportaba como un recatado puritano. Más de una actriz se llevó una reprimenda por aparecer por el rodaje ligera de ropa sin necesidad.

Aborrecía la religión y el ejército, pero siempre hablaba bien de su experiencia con los jesuitas y durante el servicio militar. Y al final de su vida, tenía intención de reunir a todos sus amigos ateos y confesarse con ellos. En realidad era un anarquista que mostraba con sus contradicciones y sus bromas su derecho a reírse de todo y su rechazo a todo tipo de orden.

Fué un pesimista convencido, le gustaba calibrar y no esconder lo más cruel, sórdido y terrible de la vida. De pequeño, se colaba en las autopsias y no se perdía detalle de todo el proceso. Se dice de él que era en realidad tímido, ingenuo, noble y que tenía una fuerte personalidad. Fué un lector voraz y compulsivo durante toda su vida, devoraba todos los libros que caían en sus manos. 

Obsesionado con la muerte, en los últimos cinco años de su vida, sordo, con poca vista, con alguna operación que otra, dejó de ver cine, televisión y sólo leía y releía «La vejez» de Simone de Beauvoir. Pensaba en su muerte y en el fin del mundo, y bromeaba con todos acerca de su vejez.

Luis Buñuel (Man Ray, 1929)

Luis Buñuel (Calanda, 1900-1983) fué un famoso y genial director de cine español nacionalizado mexicano. Hijo de un ferretero que hizo cierta fortuna en Cuba, nació en un pueblo de Teruel, pero pasó su infancia y adolescencia en Zaragoza. Estudió en un colegio de jesuitas y aprendió a tocar el violín.

VIajó a Madrid para estudiar Ingeniería Agrícola y en la Residencia de Estudiantes conoció, entre otros, a Lorca, Dalí, Alberti y Juan Ramón Jiménez. Participó en la tertulia de Gómez de la Serna en el Café Pombo y en las tertulias ultraístas. Se licenció en Filosofía y Letras, rama de Historia, dirigió algunas obras de teatro y se fué a París, la capital cultural del mundo en aquellos años, atraído por el movimiento surrealista.

Se aficionó al cine, veía tres películas al día, en sesiones de mañana, tarde y noche, y comenzó como ayudante de dirección con Jean Epstein. También actuó en varias cintas y publicó crítica de cine. En 1929 y en estrecha colaboración con Dalí, dirigió «Un perro andaluz», la mítica película surrealista con un presupuesto de 25 000 pesetas que puso su madre. Tuvo un éxito clamoroso entre la intelectualidad parisina y estuvo nueve meses en cartel.

Su siguiente película, «La edad de oro» (1930), fué censurada en Francia y se fué Hollywood contratado por la Metro. Allí conoció a Chaplin, Eisenstein y otros cineastas. Regresó a España y filmó un documental sobre las Hurdes, que tambien fué censurado. Durante la Guerra Civil Española se mantuvo fiel a la República y salvó a varios amigos y conocidos franquistas de ser ejecutados. 

Se exilió primero en Estados Unidos y luego en México. Allí vivió 18 años y rodó 23 películas con las que ganó una larga lista de premios en festivales inernacionales (Cannes, Venecia...). En 1964 comenzó su etapa francesa, vivió a caballo entre Francia y España, y realizó seis películas que están entre lo mejor de su producción. Obtuvo más premios (Venecia, San Sebastián) y en 1968, el Oscar a la mejor película extranjera por «El discreto encanto de la burguesía».

Falleció en México en 1983, victima de un cancer. Sus últimas palabras fueron «Ahora sí que muero». Sus cenizas fueron esparcidas en el monte Tolocha, en su Calanda natal.
 
Luis Buñuel (Man Ray, 1929)

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

viernes, 26 de julio de 2013

Ojos de agua - Domingo Villar


Título: Ojos de agua 
Autor: Domingo Villar 

Páginas: 188 

Editorial: Siruela 

Precio: 16,90 euros 

Año de Edición: 2006 

Hace poco tiempo he presentado en este blog una magistral novela policiaca de este escritor gallego. Me causó una impresión magnifica y no tardé en buscar otras obras suyas. Así encontré «Ojos de agua», la primera de sus novelas, que dedica al inspector vigués Leo Caldas y a su ayudante Rafael Estevez, el uno prototipo de personaje gallego introvertido y melancólico y el otro policía zaragozano trasladado a Galicia, de fuerte caracter y modales pendientes de refinar, que no consigue entender a los gallegos ni adaptarse a su carácter.

También presenta a otros personajes secundarios que repetirán en sucesivas obras y nos pinta un buen retrato de la ciudad y la sociedad gallegas. Los conocedores de aquella tierra disfrutaran mas aún con su lectura. 

El título procede del sobrenombre que dan a un personaje: un joven músico saxofonista homosexual que es hallado asesinado con saña y crueldad en lo que aparenta ser un crimen pasional. Durante la investigación, el inspector tiene que ahondar en los ambientes gays nocturnos de Vigo y también entre la burguesía respetable y de vida ordenada de la ciudad dando lugar a giros insospechados en el desarrollo de las pesquisas.

Un libro muy ameno y agradable de leer, que durará poco en manos del lector y supongo que,  como me pasó a mi, colocará a su autor en la lista personal de favoritos. Recomiendo claramente evitar cometer el mismo error que yo he cometido y leer este titulo antes que «La playa de los ahogados». Aunque sean casos completamente independientes, ése es su orden cronológico natural y si se sigue, se conoce mejor a los personajes.

Espero con impaciencia la próxima obra que tiene anunciada en breve: «Cruces de piedra», pero los plazos de entrega han sufrido varias demoras porque el autor no está del todo satisfecho con el resultado y sigue revisando el texto completo. Según sus propias palabras «no estará hasta que esté». Ciertamente gallego ¿no?

  
Domingo Villar 

Publicado por John Smith.

jueves, 25 de julio de 2013

La ridídula idea de no volver a verte - Rosa Montero


Título: La ridícula idea de no volver a verte 
Autora: Rosa Montero
 
Páginas: 233
 
Editorial: Seix-Barral


Precio: 18 euros 
 
Año de edición: 2013

   
¡Ay, qué libro! Una obra apasionada y profunda, intensa, tremenda, una montaña rusa de sentimientos que deja al lector temblando de emoción, después de haber estado con las lágrimas en los ojos varias veces, emocionado otras, un libro que te toca el corazón con cargas de profundidad emocional, del que sales un poco más sabio si estás atento.

Trata temas esenciales, como el dolor y para qué sirve, qué sentido tiene, si es que tiene alguno, cómo se siente uno cuando se muere su ser más querido, en qué consiste eso de darle sentido a la vida, y otras cuestiones de ese tenor. Y lo hace con fuerza, con sabiduría e intuición, de manera que el lector avispado puede aprender cosas, que otros libros ni siquiera rozan, y plantearse cuestiones de mucho calado.

No es un libro para adolescentes, ni para pusilánimes, sino para personas de cierta madurez y bastante temple, a los que no les importe sufrir un poco con tal de aprender. No es un libro amable, ni políticamente correcto, ni fácil, pero el viaje que propone vale la pena. Pocas veces un escritor le habla así al interior de nuestro corazón, a nuestro yo interior, con esa sinceridad.

La historia de este libro empieza cuando una editora le entregó a Rosa Montero, que había perdido a su marido hacía pocos años,  el diario que Maria Curie escribió a partir de la muerte de su esposo, Pierre Curie, atropellado por un carro, con la propuesta de que escribiese algo a partir de ese material.

Rosa Montero se dedicó a leer todo lo que pudo sobre la vida de esa extraordinaria mujer y utilizando lo que se sabe de la descubridora del Radio como vara de medir, se ha dedicado a analizar su propia vida y sus sentimientos, para tratar de entenderlos en una introspección valiente y profunda, llena de momentos brillantes.

Dos ejes dominan este texto: el estatuto de la mujer, en un mundo todavía pensado por y para los hombres, y el dolor, cuyo rostro nadie quiere mirar cara a cara, pero que a veces tanto nos enseña. El resultado es un ensayo muy valioso, entre la reflexión personal, el diario y la biografía. 

Incluye algunos detalles innovadores, como la inclusión de etiquetas (hashtag) que sirven para marcar una idea recurrente cada vez que aparece en el libro. Otra cosa que llama la atención es la confianza, la cercanía con la que le habla al lector, al que se dirije directamente varias veces, tuteándolo con soltura.

En fin, un libro estupendo que me ha encantado. O mucho me equivoco, o Rosa Montero ha escrito su mejor obra, un texto emocionante y profundo, que interpela necesariamente al lector y lo coloca enfrente de los momentos decisivos de una vida. Un libro único que no te debes perder.

Rosa Montero (Madrid, 1951) es una periodista y escritora española. Estudió Periodismo y cuatro cursos de Psicología. Colaboró con grupos de teatro independiente, como Tábano, trabajó en varios medios, como Fotogramas, Pueblo y Posible, y desde 1976 trabaja exclusivamente para El País, de cuyo suplemeto dominical fué redactora jefe entre 1980 y 1981.

Ha publicado catorce novelas hasta ahora (contando ésta), traducidas a más de veinte idiomas, y ha ganado varios premios de narrativa, pero donde destaca es en sus artículos de prensa. Es una articulista espléndida. Ha ganado varos premios en esa faceta, como el Premio Nacional de Periodismo de 1981. Siempre sale sonriendo en las fotos.

Rosa Montero

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

miércoles, 24 de julio de 2013

Qui pro quo - Gesualdo Bufalino


Título: Qui pro quo
Autor: Gesualdo Bufalino
 
Páginas: 176
 
Editorial: Anagrama


Precio: 7,60 euros 
 
Año de edición: 1992

Otra novela del genial Bufalino, del que ya hemos hablado aquí en más de una ocasión. En este libro, nuestro querido siciliano homenajea a Aghata Christie y plantea un rompecabezas policiaco clásico. Hay un asesinato y un grupo de personas entre las que está el asesino. Pero este autor saca petróleo de esa situación, que es fácil resolver de manera convencional, y construye un ejercicio de estilo estupendo. Introduce novedades notables, como un muerto que dirige la investigación mediante mensajes que ha previsto que salgan a la luz poco a poco.

El resultado es un librito delicioso, escrito de maravilla, que apunta algunos problemas de epistemológía y teoría del conocimiento. Ameno, entretenido, divertido, muy bien escrito un libro que lo tiene todo. Bufalino tiene un nivel altísimo.

Desgraciadamente, es un libro difícil de encontrar. No lo he visto en bibliotecas, sólo en algún portal de libros de segunda mano (véase Cómo encontrar un libro). Pero en este caso, os aseguro que la caza valdrá la pena.

Gesualdo Bufalino (Comiso, 1920 -1996), escritor siciliano que comenzó a publicar a los 61 años. Lector voraz e incansable desde niño, hijo de un obrero, profesor de instituto, tímido, erudito y estrábico. Un novelista excepcional, del que hay publicadas siete novelas en español. Su carrera se truncó abruptamente al morir atropellado a los 76 años.

¿Porqué una isla como Sicilia ha dado lugar a una pléyade tan impresionante de escritores de prmera magnitud? Varias veces me lo he preguntado. No sé la respuesta. Algo parecido pasa con Irlanda. ¿Qué tendrán las islas?¿Será la brisa marina?

Gesualdo Bufalino
   
Publicado por Antonio F. Rodríguez.

martes, 23 de julio de 2013

Diez bicicletas para treinta sonámbulos - Varios autores


Título: Diez bicicletas para treinta sonámbulos
Autor: Varios autores
 
Páginas: 245
 
Editorial: Demipage

 
Precio: 18 euros 
 
Año de edición: 2013


La editorial Demipage (media página en francés) cumple diez años y lo celebra con el lanzamiento de este volumen que reune treinta cuentos inéditos de otros tantos escritores en castellano, precedidos de un formidable prólogo de Eloy Tizón. Por todos y cada uno de ellos pasa una bicicleta, símbolo de la editorial, unas veces como protagonista, otras como cómplice necesario, algunas como testigo mudo de una historia, unas pocas como tema central, muchas como decorado y las más como actor secundario de carácter.

Aquí veremos bicicletas africanas, holandesas, carpetovetónicas, mágicas, de trabajo y festivas, con y sin ruedines, de carreras y de montaña, de pelea, robadas, enamoradas... todo tipo de velocípedos en historias de toda laya, cortas, de seis a diez páginas, muy variadas, que se leen en seguida, en una suerte de carrusel que muestra el buen hacer de una lista de autores interesantes, pero que muy interesantes.

Los libros de relatos son una buena manera de conocer autores nuevos. El nivel general de los que aparecen aquí es muy bueno, pero a mí me han gustado especialmente los cuentos de Antonio Muñoz Molina, Luis Landero, Juan Aparicio Belmonte, Juan Carlos Mestre, Álvaro Valverde, Lola Huete Machado, Andrés Rubio, Marta Sanz y esa maravilla de siete páginas titulada «Sin ruedines», de Guillermo Aguirre, para mí gusto el mejor de la colección.

Un antología estupenda, suculenta, muy apetecible, festiva, muy adecuada para leer en estas fechas estivales y en una edición que es una golosina. Definitivamente, las bicicletas son para el verano, incluso las que recorren estas páginas.

 
Editorial Demipage 

Publicado por Antonio F,. Rodríguez.

lunes, 22 de julio de 2013

El fugitivo - Stephen King


Título: El fugitivo
Autor: Stephen King
 
Páginas: 304
 
Editorial: Debolsillo


Precio: 8,50 euros 
 
Año de edición: 2010 


«El fugitivo» (1982) de Stephen King (Portland, EE. UU., 1947), una de las pocas novelas que su autor, debido a motivos editoriales, decidió firmar bajo el pseudónimo de Richard Bachman, ha vuelto estos últimos meses a estar de nuevo de actualidad.

El boom del aparentemente original «Los juegos del hambre», el gran éxito editorial y taquillero de nuestro días, ha traído consigo cierta polémica. Su popularidad ha estado acompañada de algunas comparaciones con novelas escritas con anterioridad. El propio King ha señalado recientemente que la trilogía de Suzanne Collins guarda cierto paralelismo tanto con su novela «El fugitivo» como con «La larga marcha», curiosamente ambas firmadas con el sobrenombrere de Richard Bachman. Y la verdad es que razón no le falta al estadounidense, al menos en lo referente a «El fugitivo».

Stephen King plantea aquí una distopía muy al estilo clásico del género, lo que suaviza los rasgos típicamente anglosajones que caracterizan gran parte de sus novelas. En el año 2025, en Estados Unidos, un gobierno despótico ejerce su poder sobre la población a través de los medios de comunicación. La televisión, al igual que en las novelas de Philip K. Dick y George Orwell, se convierte en una inmejorable herramienta de dominio. Los reality shows están a la orden del día y ya no parece suficiente con espiar a cantantes aficionados o cómo convive un grupo de personas, se ha dado un paso más y sus participantes tendrán que temer por sus vidas. Ben Richards, el protagonista, es un concursante más.

Leer una distopía escrita hace treinta años, sobre un futuro para el que falta sólo una década, puede parecer algo anticuado, por muy de moda que se hayan puesto de nuevo las novelas de ciencia-ficción. Sin embargo, pasando por alto que la TV empieza hoy en día a ser un electrodoméstico  prescindible, King desarrolla una novela futurista de gran atractivo y lectura adictiva, que despierta un interés en el lector de 2013 que consiguen muy pocos clásicos del género.

Stephen King

Publicado por Jesús Rojas.

domingo, 21 de julio de 2013

Presentación de «Esteparia» de Natalia Litvinova


Para completar un domingo poético, quiero deciros que el próximo miércoles 24 de julio, a las 19:30 y en la librería-cafetería La marabunta de Madrid (Torrecilla del Leal, 32), se presenta el libro de poemas «Esteparia» de Natalia Litvinova, del que hemos hablado aquí hace poco.

Litvinova (1986) es una poeta nacida en Bielorrusia, establecida en Argentina, que escribe una poesía fresca, diferente y sugestiva, muy recomendable. Estará acompañada por los también poetas Juan Carlos Mestre y Paco Najarro.

Una oportunidad para conocer más de cerca a alguien que vive la poesía y se dedica a ella de lleno. Allí os espero.

Natalia Litvinova

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

Antología poética - Rafael Alberti


Título: Antología poética
Autor: Rafael Alberti
 
Páginas: 328
 
Editorial: Alianza

Precio: 11,50 euros 
 
Año de edición: 1998 


Siempre me han gustado los versos de Rafael Alberti. Al principio sin darme cuenta, porque no sabia que algunas de las canciones que más he tarareado, están basadas en sus poemas. Esta entrada está dedicada a los pocos que leen poesía, a los que al entrar a una librería se dirigen a esa sección. Porque la poesía es en cierto sentido la esencia de la literatura, el arte de la palabra, como la novela es el arte del párrafo.

Tenemos aquí una estupenda antología, que reúne en un volumen una muestra de los poemas más significativos de las sus cinco grandes etapas de la poesía de Albertineopopularismo, gongorismo, surrealismo, poesía política y poesía de la nostalgia. La selección es muy buena y la tarea ha debido de ser ingente, ya que se trataba de sintetizar más de cincuenta libros de poemas en poco más de 300 páginas.

Sus poemas son luminosos, blancos, deslumbrantes y parecen hablarnos de cosas esenciales, auténticas, que están por detrás de las que nos distraen todos los días. Alberti es un gran poeta, un poeta esencial, indiscutible, complejo y con una obra muy extensa, que supo ser muy popular y a la vez muy culto.

Siempre se destacó por su talante democrático, su compromiso político y su lealtad a la república. Y algunos de sus poemas están teñidos de tintes políticos, aunque a veces es muy difícil, o imposible, diferenciar qué es político de lo que no lo es.
           
Como ejemplo de su poesía dos ejemplos:


A galopar 

Las tierras, las tierras, las tierras de España,
las grandes, las solas, desiertas llanuras.
Galopa, caballo cuatralbo,
jinete del pueblo,
al sol y a la luna.

¡A galopar,
a galopar,
hasta enterrarlos en el mar!

A corazón suenan, resuenan, resuenan
las tierras de España, en las herraduras.
Galopa, jinete del pueblo,
caballo cuatralbo,
caballo de espuma.

¡A galopar,
a galopar,
hasta enterrarlos en el mar!

Nadie, nadie, nadie, que enfrente no hay nadie;
que es nadie la muerte si va en tu montura.
Galopa, caballo cuatralbo,
jinete del pueblo,
que la tierra es tuya.

¡A galopar,
a galopar,
hasta enterrarlos en el mar!



La paloma

Se equivocó la paloma,
se equivocaba.
Por ir al norte fue al sur,
creyó que el trigo era el agua. 

Se equivocaba.
Creyó que el mar era el cielo
que la noche la mañana.

Se equivocaba.
Que las estrellas rocío,
que la calor la nevada.

Se equivocaba.
Que tu falda era tu blusa,
que tu corazón su casa. 

Se equivocaba.
(Ella se durmió en la orilla,
tú en la cumbre de una rama.)



Y en este enlace, podéis encontrar una selección de sus poemas que puede servir de aperitivo. 

Rafael Alberti Merello (El Puerto de Santa María, 1902-1999) fué un famoso poeta español, miembro de la generación del 27, uno de los más grandes poetas en castellano del siglo XX.

Nace en una familia de origen italiano que se dedica en Cádiz al negocio de los vinos. Tiene una infancia libre y despreocupada, hasta que ingresa en un colegio jesuita, del que le expulsan al poco tiempo. Siempre fué un mal estudiante. Al cumplir él doce años, su familia se traslada a Madrid. Comienza a pintar y no lo hace nada mal, porque llega a exponer en el Ateneo de Madrid  y en el Salón de Otoño. 

Pero cuando tiene dieciocho años muere su padre, lo que le afecta profundamente y empieza a escribir versos. Ha nacido un poeta. Comienza a frecuentar la Residencia de Estudiantes y allí conoce a casi toda la generación del 27Federico García Lorca, Pedro Salinas, Jorge Guillén, Vicente Aleixandre y Gerardo Diego. Obtiene el Premio Nacional de Poesía en 1925, con veintirés años, por «Marinero en tierra» («!Ay mi blusa marinera!/ Siempre me la inflaba el viento/ al divisar la escollera) y se consagra como poeta.

Se afilia al Partido Comunista y durante la Guerra Civil Española colabora para salvar los cuadros del Museo del Prado. Finalmente se exilia en París y vive fuera de España durante 38 años, 24 en Argentina y 14 en Italia. Cuando regresa a España en 1977, sus primeras palabras son: «Me fui con el puño cerrado y vuelvo con la mano abierta en señal de concordia entre todos los españoles».

En 1983 le fué concedido el Premio Cervantes.
             
 Rafael Alberti
             
Publicado por Antonio F. Rodríguez.