jueves, 19 de diciembre de 2013

Los últimos días de Pekín - Pierre Loti


Título: Los últimos días de Pekín
Autor: Pierre Loti

Páginas: 238


Editorial: Laertes 

Precio: 15 euros 

Año de edición: 2002
 
En junio de 1900, se produjo en Pekín un levantamiento popular liderado por los bóxers (un grupo llamado erróneamente boxeadores por los británicos, porque practicaban las artes marciales), en el que mataron a 230 cristianos occidentales, miles de cristianos chinos y sitiaron las embajadas de Reino Unido, Francia, Países Bajos, Estados Unidos, Italia, Rusia y el Japón, que compartían un mismo edificio fortificado, en el que se habían refugiado las delegaciones de Bélgica y España. La embajada alemana, situada en otro edificio, fué tomada y todos sus integrantes asesinados.

¿Cuál era el motivo de una rebelión tan sangrienta? El gobierno chino, después de perder las dos Guerras del Opio y la Primera Guerra Chino-japonesa, se encontraba en una situación muy débil y había sido obligado a firmar tratados abusivos con las potencias occidentales (Francia, Reino Unido, Rusia y Japón), a ceder enormes extensiones de territorio y a pagar cuantiosas indeminaciones por las guerras. Todo ello, unido a un rosario de abusos, saqueos y humillaciones, y a una crisis económica galopante, generó una situación explosiva.

La llamada Alianza de las ocho naciones (Alemania, Austria-Hungría, Estados Unidos, Francia, Reino de Italia, Japón, Reino Unido y el Imperio ruso) envió una flota intrernacional para sofocar la rebelión, que tardó demasiado en el viaje, y cuando llegó ya estaban liberadas las embajadas por un ejército multinacional de tierra. Pues bien, en el acorazado francés Le Rédoutable que formaba parte de esa flota viajaba Pierre Loti como oficial.

Este libro recoge los 29 artículos que el escritor francés envió a Le Figaro describiendo la situación que se encontró al llegar: un país maltratado por las potencias occidentales, que habían respondido a la cruel revuelta con una represión también muy sangrienta. Se trata de un documento histórico, una narración de primera mano, realizada con objetividad, espíritu crítico, capacidad de observación y buena pluma, que ha sido publicado por primera vez en España por la editorial Laertes. Y a la vez es una buena descripción de la China de principios del siglo XX, un país exótico y convulso en aquel momento.

No está nada mal ver, después de haber leído este libro, la espléndida película dirigida por Nicholas Ray y poducida por Samuel Bronston en 1963 con el título de 55 días en Pekín, sobre los mismos hechos. Está protagonizada por Charlton Heston, Ava Gardner y David Niven.


Julien Viaud, más concocido como Pierre Loti (Rochefort, 1850-1923) fué un oficial de la Marina Francesa, que llegó al grado de capitán y comenzó a escribir a los 29 años sobre sus experiencias e impresiones vividas en lugares exóticos, como la Isla de Pascua, Estambul, Angkor, Japón o Pekín

Escritor prolífico, publicó más de 40 títulos impregnados de un delicado romanticismo. Fué elegido miembro de la Academia Goncourt en 1883 y miembro de la Academia Francesa en 1891. Está enterrado en la isla de Oleron, una isla francesa situada en el Golfo de Vizcaya. Curiosamente, siempre sostuvo que practicamente no leía practicamente nada de literatura.

 
Pierre Loti

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada