viernes, 14 de junio de 2013

Todo se desmorona - Chinua Achebe


Título: Todo se desmorona 
Autor: Chinua Achebe 

Páginas: 208 

Editorial: Debolsillo 

Precio: 9,95 euros 

Año de Edición: 2010

Después del sorteo de libros 2013 y para comenzar el nuevo curso con buen pie,  traemos hoy aquí una formidable novela africana, un título imprescindible para conocer y adentrarse en la cultura de ese continente, la famosísima «Todo se desmorona» de Chinua Achebe, todo un hito y un monumento de palabras.

En primer lugar, su lectura es una maravillosa inmersión en la cultura de los Igbo, uno de los pueblos más extendidos en África. El machsmo, la poligamia, el maltrato habitual de las mujeres y niños, las tradiciones, el omnipresente ñame, las plagas de langosta, la nuez de cola y el uso del rapé, los cuentos africanos, el oráculo y el hechicero, la rivalidad con las tribus vecinas, los sacrificios, las bodas y la compra de la novia...todo ese mundo impregna el texto desde el primer momento y nos sumerge en otra forma de vida, con su encanto y tambien con sus aspectos negativos. 

Abrir este libro es como descalzarse y sentarse de incógnito en el suelo polvoriento de la choza de Okonkwo, el gran campeón y luchador de la tribu, rodeada de las chozas de sus mujeres, y atisbar desde la penumbra la vida cotidiana en la aldea. La prosa es fluida, sugerente, utiliza un lenguaje eficaz y bastante directo, que casi pasa desapercibido, funciona muy bien y está al servicio de lo que se cuenta.

Pero además de todo eso, después de una larga primera parte dedicada a describir una historia en el marco de la tradición y el contexto africano más típico, la novela empieza a evolucionar y narra el impacto del colonialismo británico y los misioneros cristianos. Ése y no otro es el tema central de la novela y lo que la convierte en un texto tan relevante, la perspicacia y profundidad con las que se cuenta el dramático cambio que hemos llevado los occidentales a una cultura tan rural y diferente.

Porque de lo que trata esta enorme novela es del llamado «choque de culturas», el efecto de la irrupción de la cultura europea, la imposición de violenta y desordenada de otras reglas de juego que vienen de muy lejos, rodeadas del halo de rapiña, explotación y racismo que todos conocemos.

En esa situación, el revanchismo, el rechazo de un colonialismo opresor y en decadencia es una tentación muy fuerte y camino fácil, pero lo que hace extraordinario a Achebe es que elige otra vía, la aceptación de la Historia y el pasado (que por otro lado, no se pueden cambiar), la ausencia de resignación y rebeldía radical, y la bíúqueda positiva de nuevos caminos que permitan a los africanos rehacerse y definir su destino. Con lucidez y compasión, este genial nigeriano asume cosas como la constante interacción de culturas, la interdependencia, lo fácil que es caer en una falsa superioridad moral de unas culturas sobre otras, que el verdadero problema es el ser humano y sus miserias...todos tenemos que aprender de Achebe.

Este libro, escrito en 1958 en inglés, es el arquetipo de la novela africana moderna, ha recibido el beneplácito entusiasta de la crítica, se ha convertido en un clásico y se lee en las escuelas de todo África. Traducida a más de 50 idiomas y con más de 10 millones de ejemplares vendidos, fué la primera novela de este escritor y la que le ha convertido en el padre de toda la literatura del siglo XX del continente, de una influencia enorme. Otros autores africanos han relatado la emocionante experiencia de leer cómo describe problemas y situaciones que llevan marcados a fuego en el fondo de su alma.

Chinua Achebe (Ojidi, 1930-2013), escritor, filósofo y profesor nigeriano, fallecido muy recientemente, es uno de los nombres más relevantes dentro de la cultura africana.

Hijo de un profesor en un colegio misionero, aunque pertenecían a la etnia Igbo, su familia era devota protestante y le pusieron el nombre de Albert en honor del marido de la reina Victoria. Pasó por los mejores colegios nigerianos y estudió en la Universidad de Ibadán historia, inglés y teología. En sus años de estudiante renunció a su nombre inglés y adoptó el nombre indígena de Chinua. Trabajo como maestro, periodista en la Nigeria Broadcasting Company, director de La voz de Nigeria y profesor en la Universidad de Brown (EE. UU.).

Fué siempre discreto, sobrio, sabio y sensible. Supo sobrevivir sin comprometerse ni dejarse querer ni por las dictaduras que han asolado su país, ni por las potencias coloniales que dominan el mundo, manteniendo siempre su independencia.

Es el líder de toda una generación de espléndidos escritores nigerianos, entre los que se encuentra el Premio Nobel Wole Soyinka, que coincidieron en la universidad y adoptaron rápidamente el inglés como vehículo de expresión sin renunciar ni a sus raíces ni a sus señas de identidad, culturalmente mestizos, superando el enfrentamiento maniqueo colonizadores-explotados, asumiendo su historia y buscando de manera positiva un lugar en el mundo para su pueblo.

Chinua Achebe

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada