jueves, 16 de mayo de 2013

El leopardo de las nieves - Peter Matthiessen


Título: El leopardo de las nieves 
Autor: Peter Matthiessen 

Páginas: 368 

Editorial: Siruela

Precio: 22 euros 

Año de Edición: 1998 (4ª edición)

Desde hace algún tiempo había oído hablar muy bien de este título, un libro de viajes mítico, muy nombrado y que no es fácil de encontrar. Por fin lo he podido sacar de una biblioteca, lo he podido leer y he disfrutado un montón. Ahora entiendo porqué es tan famoso.

Es un libro muy atractivo, a medio camino entre el libro de viajes, el reportaje, el relato de aventuras y el ensayo reflexivo. Tiene un poco de todo eso. Es en realidad un detallado diario del viaje que hizo el protagonista en compañía de un zoólogo, el pretigioso George Schaller, en el año 1973 al Dolpo, una remota y poco accesible región al oeste del Nepal, situada a una considerable altitud y rodeada por el Himalaya (etimológicamente casa de nieve).

El objetivo de Schaller era estudiar el bharal, tambien llamado el cordero azul del Tíbet, un eslabón perdido entre las cabras y los antílopes, un animal corpulento con un maravilloso pelo plateado de reflejos azulinos y ojos dorados. El objetivo de Matthiessen, buscarse a sí mismo e intentar ver al leopardo de las nieves, quizás el felino más hermoso y también el más esquivo, que vive en altitud y al que poquísimas personas han avistado por su asombrosa capacidad de camuflaje en la nieve.

Bharal o cordero azul (Foto Tamandua)

El autor nos embarca con él en el viaje de alguna manera, nos impone un ritmo pausado de narración, que se demora en descripciones del paisaje, las costumbres de los lugareños, la mención de la flora, los animales y los pájaros que van apareciendo, la convivencia con los porteadores y los sherpas, las peripecias de un viaje en un entorno durísimo, a veces con pasos de montaña a más de 5 500 metros de altura y 20 º bajo cero.

 
Leopardo de las nieves

El viaje se transforma poco a poco en un viaje interior, en un periplo místico que permite que nuestro protagonista bucee en sus recuerdos, en sus experiencias y en su manera de ver la vida y la muerte. La serenidad del budismo zen impregna todo el texto y bien puede leerse como una introducción a esa manera de estar en el mundo, sin dejarse llevar por las pasiones, tranquilo y aceptando la vida como viene.

Por estas páginas desfilan: etnias y culturas, como los gurkhas, temibles en la guerra; animales poco conocidos en otros lares, como la musaraña, el yak, el tar himalayo, el urogallo, el argalí, el ciervo de Sikkim, los monos langures o el panda rojo; paisajes maravillosos y abismos escalofriantes, lugares míticos como la bellísima Montaña de Cristal y el solitario Monasterio de Cristal (Shei Gompa) fundado en el siglo XI y situado a 4 500 metros de altitud.

 
El Monasterio de Cristal (CC-by-sa Podzemnik)
 
La narración está enriquecida con las reflexiones del protagonista y menciones de detalles muy curiosos, como que en el Nepal se toman muy en serio la existencia del yeti, tanto que hay una ley que prohíbe matarlos para que no se extingan. 

Una obra maravillosa que en realidad es un viaje a nuestro interior que nos ayuda a explorarnos a nosotros mismos. Un hombre sale de viaje y vuelve otro, en cierta medida eso se cumple también con la lectura de este diario, que si se lee atentamente, cambia al lector para siempre.
  
Peter Matthiessen (Nueva York, 1927, viajero, naturalista  y escritor estadounidense, ha escrito libros de viajes, de naturaleza, de ficción y de historia. Ha prestado especial atención a la historia y tradicciones de los indios americanos. Desde hace años practica el budismo zen y se ha convertido en monje budista. Vive en Nueva York.

 
Peter Matthiessen

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada