martes, 30 de abril de 2013

El juego serio - Hjalmar Söderberg

 

Título: El juego serio 
Autor: Hjalmar Söderberg 

Páginas: 316 

Editorial: Alfabia 

Precio: 19 euros 

Año de Edición: 2013 

Estamos ante la que será sin duda una de las mejores novelas publicadas en español en este año 2013, una genial historia sobre el amor, compleja en su simplicidad y llena de recovecos. Narra la vida sentimental de un joven periodista sueco en el que no cuesta mucho reconocer a un trasunto del propio Söderberg, supongo que algo disfrazado y transformado en personaje literario.

Está escrita con una sensibilidad próxima a las peliculas del gran Ingmar Bergman, a «La cinta blanca» de Haneke y a otros autores nórdicos, es una obra perturbadora y profunda que produce sobre todo tres impresiones.

En primer lugar, una aparente frialdad, que en realidad es penetración y objetividad al narrar, una frialdad que es sólo superficial porque la historia está llena de pasiones desgarradas y arrebatadoras. En segundo, la sensación de estar bebiendo algo muy puro que casi hace daño, como agua helada o vodka frío. Y por último, el disfrute de leer un texo con una asombrosa capacidad de síntesis, capaz de resumir toda una vida o un tren de sentimientos en una frase.

El estilo es conciso, recortado, preciso, claro y ligeramente irónico. El ritmo muy ágil, todo sucede bastane deprisa. La peripecia de los protagonistas se enmarca en los principales acontecimientos políticos, así que el libro resume unos treinta años de la historia sueca: las relaciones con Noruega, el eco del caso Dreyfus, la coronación del rey, la visita de los zares...particularmente conseguida me parece la evolución en el tono del libro y en la personalidad del protagonista desde la despreocupada y brillante juventud hasta la melancolía de la madurez.

Una novela fenomenal, que no debéis dejar de leer, una obra muy conseguida que no os dejará indiferentes. Poliédrica, refinada, llena de referencias poéticas y musicales, intenta y parece que lo consigue, penetrar en la esencia del corazón y la vida del ser humano, atrapado en un dramatismo insoluble. «Creo en el deseo de la carne y en la irremediable soledad del espíritu» dejó dicho el autor.

En un momento del libro, el personaje principal define así su vocación: «Creo que me gustaría ser algo que muy probablemente no exista. Me gustaría ser "el alma del mundo". Ser el único que lo sepa y lo entienda todo». Me parece un buen resumen del programa de Söderberg. 

Hjalmar Söderberg (Estocolmo, 1869-1941) es uno de los grandes novelistas suecos. Nació en una familia de funcionarios, estudió unos años en la Universidad de Uppsala y comenzó muy joven a trabajar como periodista. Sus primeros relatos se publicaron en el periódico. Escribió bastante obras de teatro, entre las que destaca «Gertrud» (1906) llevada al cine por Dreyer y unas pocas novelas: «La juventud de Martin Birck» (1901); su obra maestra «Doctor Glas» (1905), de la que ya hemos hablado aquí, y ésta, «El juego serio» (1912).

Se empleó a fondo en sus artículos contra el auge del nazismo en Alemania, que constituyen un auténtico diario de la ocupación. Después de una vida sentimental llena de avatares, separaciones y desencuentros, se instaló temporalmente en Copenhague, conoció a una mujer danesa, tuvo un hijo con ella, se casó, se quedó definiivamente en la ciudad y tuvo una vida apacible hasta que murió en 1941. 

Hjalmar Söderberg

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada