martes, 11 de diciembre de 2012

Un estado del malestar - Joaquín Berges


Título: Un estado del malestar 
Autor: Joaquín Berges 

Páginas: 395 

Editorial: Tusquets 

Precio:  19 euros

Año de Edición: 2012

Hace más de un mes, el 4 de noviembre, que estuve en la presentación de este libro en la Librería Lé y hasta ahora no había podido hincarle el diente. Como me imaginaba, es tan divertido como su autor, Joaquín Berges, y me ha hecho pasar muy buenos ratos.

Se trata de una obra de humor, de ese género tan difícil, del que hay tan poca cosa y que tanta falta nos hace. Una novela con un ritmo trepidante que hace sonreir y reir sin remedio, con mucha gracia, un desmadre de argumento que se mueve con la ligereza de la espuma mientras sobrevuela temas graves, actuales e importantes, y crítica con acierto los principales valores de este sistema capitalista-consumista-occidental que nos rodea.

El desarrollo es muy cinematográfico, no me extraña que Carlos Chamarro haya adquirido los derechos para hacer una película, el libro puede servir perfectamente como guión de una estupenda comedia.

Es un texto muy creativo, plagado de hallazgos verbales, frases ingeniosas, que juguetea con las palabras y las ideas sin descanso. Parece que Joaquín Berges lleva puestas las gafas de verle el lado insólito a la vida y se divierte mientras nos divierte. Está instalado en el pensamiento lateral y lo usa continuamente. Se abordan temas tan profundos como lo impenetrables que son las hojas Excel, la complicidad del silencio, la amistad, la tecnofobia, se revela dónde se encuentra el alma del ser humano, la comunicación de los hijos y mil cosas más en un tono que arranca las carcajadas del más serio de los lectores.

Una divertida novela, que entre bromas y veras crítica con mucho sentido las bases de nuestra civilización, basada en el consumismo. Una juerga de libro que me ha encantado y que recomiendo a todo el mundo. Lees, leed a Berges y disfrutadlo, os hará reir.

Joaquín Berges (Zaragoza, 1965) fué desde muy joven un lector voraz que leía todo lo que caía en sus manos. Se licenció en Filología Hispánica en la Universidad de Zaragoza y empezó a trabajar en el departamento inernacional de una importante empresa española, dónde la mercadotecnia (marketing), el inglés y el comercio exterior le mantienen ocupado. En sus ratos libres escribe novelas de humor, de las que ha ublicado tres hasta ahora. Padece episodios de insomnio, y admira a Almudena Grandes, a Luis Landero y a David Lodge, con el que mantiene una relación epistolar desde hace años.

 Joaquín Berges

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada