sábado, 29 de diciembre de 2012

Meditación de la técnica y otros ensayos sobre ciencia y filosofía - José Ortegay Gasset


Título:  Meditación de la técnica y otros ensayos sobre ciencia y filosofía
Autor: José Ortega y Gasset

Páginas: 172

Editorial: Alianza

Precio: 11 euros


Año de Edición: 1939 (8ª edición)

Hoy vamos a hablar de un libro de ensayos sobre un tema que a todos nos concierne de una manera u otra, la técnica como actividad humana que se separa de la naturaleza y su significado desde el punto de vista de la antropología filosófica, esa parte de la filosofía que se ocupa del ser humano como singularidad y fenómeno único.

Es una obra amena, que se lee con facilidad y que resulta muy sugerente, es de los libros que me gustan porque incitan a pensar y casi obligan a levantar la vista de vez en cuando para darle un poco al caletre. Plantea varias contradicciones curiosas, como que la técnica sea tan complicada cuando lo que parece que pretende es simplificar la vida del hombre moderno, o porqué si hay máquinas y tecnología para hacer el trabajo de manera más eficiente, el resultado no es que trabajemos cada vez menos.

Bueno, no está nada mal coger de vez en cuando un libro de ensayos. Si eres un devorador de libros, es importante que tengas una dieta variada y equilibrada, probar un poco de todo para tener una cultura los más amplia posible. Y para eso, Ortega es una de las mejores opciones, es un ejemplo a seguir en estos tiempos en los que, en general, tan mal se escribe y tan mal se argumenta.

Porque la importancia de este filósofo radica en que, además del interés innegable de sus ideas, ha sido uno de los primeros grandes pensadores en explicar las cosas de manera muy clarita, en lenguaje llano y de modo completamente inteligible. Compárese su lenguaje con el de alguno de los filósofos de su época, como Heiddeger, y la diferencia es abismal. Además, el estilo orteguiano es muy bueno, está lleno de metáforas, de comparaciones, de frases brillantes y expresivas, es capaz de condensar ideas en pocas palabras y en fin, ha sido uno de los autores que mejor han sabido escribir en español sobre lo que pensaba.

José Ortega y Gasset (Madrid, 1883-1955), nieto del fundador del periódico El Imparcial e hijo de su director, nació en una familia acomodada y muy culta, relacionada con el periodismo y la política. Estudió en el colegio jesuita de San Estanislao de Kostka de Málaga, se doctoró en Filosofía por la Universidad Central de Madrid y entre 1905 y 1907 hizo una vieja de estudios por las universidades de Leipzig, Nuremberg, Colonia, Berlín y Marburgo, en el que acabó de formarse como filósofo, lo que sirvió para que le llamasen el primer filósofo de España y el quinto de Alemania.

En 1910 consiguió la cátedra de Metafísica de la Universidad de Madrid. Participó en política durante un año como diputado de la República y criticó el exacerbado regionalismo, el anticlericalismo fanático y la miope obsesión de la oligarquía por conservar sus privilegios. Desilusionado por la confrontación de las dos Españas, dimitió dejando la famosa frase: «¡No es esto, no es esto!. La República es una cosa. El radicalismo es otra. Si no, al tiempo».

Al estallar la Guerra Civil española, un grupo de comunistas armados se presentó en su casa e intentó obligarle a firmar un manifiesto en contra del Golpe de Estado. Ortega, enfermo, no les recibió, su hija logró convencerles de que rebajasen el radicalismo del texto durante una tensa discusión y finalmente firmó. Al poco tiempo huyó y estuvo en París, Argentina y Lisboa. A partir de 1945 comenzó a visitar España, pero no le permitieron recuperar su cátedra, por lo que fundó un «Instituto de Humanidades» en el que daba clase. 

Como filósofo obtuvo mucho más reconocimiento en Alemania que en su país. Fundó en 1923 la Revista de Occidente, la mítica publicación en la que escribieron filósofos y literatos de primera línea y que descubrió a muchos escritores que luego triunfarían. Fué una figura clave en el pensamiento español y su influencia llega hasta nuestros días.

 José Ortega y Gasset

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada