viernes, 8 de junio de 2012

Ali y Nino - Kurban Said


Título: Alí y Nino
Autor: Kurban Said

Páginas: 295

Editorial: Libros del asteroide
 
Precio: 18,95 euros 

Año de Edición: 2012

Esta novela me ha llamado muchísimo la atención por varios motivos: por venir de un país del que poco se sabe, Azerbaiyán; por hablar de la fusión y choque de tres culturas, la armenia, la georgiana y la azerbayaiyaní, finalmente absorbidas por la revolución bolchevique; por la oposición entre la cultura europea y la asiática que tan bien plantea a través de los protagonistas; por lo bien escrita que está; por que es unaaledaños historia de amor y ya aprendí con el sirio Rafik Schami que los escritores del Oriente Próximo y se convierten en magos cuando hablan del amor.

Sí, tengo que confesar que me he enamorado de este libro y, como ocurre con el ser querido, ya no puedo ser objetivo. Es una maravilla y está deliciosamente redactado. Dos aromas imprengan todo el libro; por una lado una suave melancolía, la tristeza de ver cómo las disputas entre las sociedades, la guerra y las religiones irreconciliables parecen confabularse para hacerle la vida imposible a las personas; por otro, la delicadeza y la alegría, realmente emocionantes, con las que se dibuja el cariño que se tienen dos amantes enamorados durante toda su vida.

Se publicó por primera vez en alemán en la ciudad de Viena en 1937 y se ha convertido ya en un clásico traducido a más de 30 idiomas, muy conocido en casi toda Asia y, hasta ahora, prácticamente desconocido en España.

Curiosamente, no se sabe con certeza quién se esconde detrás del pseudónimo Kurban Said (que significa sacrificio afortunado) y se ha polemizado sobre ello durante años. En el 2010, después de seis años de investigaciones exhaustivas, la revista Azerbaijan International llegó a varias conclusiones: que el autor era azerbaiyaní; que se trata del político Yusif Vazir Chamanzaminli; que buena parte del contenido folklórico y legendario del texto está tomado de Lev Nussimbaum (1905–1942), un escritor ucraniano que pasó su niñez en Azerbaiyán; que a su vez Nussimbaum había plagiado al escritor georgiano Grigol Robakidze (1882–1962); y para rematar el enredo, que la baronesa austríaca Elfriede Ehrenfels (1894–1982) registró el libro a su nombre reclamando que ella era en realidad Kurban Said sin aportar ninguna prueba.

Yusif Vazir Chamanzaminli (1911)

Yusif Vazir Chamanzaminli (Shusha, Azerbaiyán, 1887-1943) nació en una ciudad entonces perteneciente a Rusia, en una familia bien situada y culta. Su padre era un erudito profesor, que sabía turco y persa, conocía la literatura de la región y había viajado bastante. La guerra civil armenio-azerbaijaní obligó a la familia a trasladarse a Ashgabad (Turkmenistán). Yusif comenzó a escribir relatos en la prensa, mientras le suspendían en el examen ingreso en la Escuela de Ingenieros porque las matemáticas no eran su fuerte. En 1907 conoció a una estudiante que le sirvió de modelo para el personaje de Nino. Casi todas las peripecias de la novela parecen basadas en hechos reales de su juventud. 

Kurban Said
Chamanzaminli con su madre y sus hermanos (1905). CC:by-sa Familia Vazirov

Chamanzaminli estudió Derecho e inició una carrera política, fué elegido para abrir la embajada azerbaiyaní en Estambul, que sobrevivió sólo unos meses porque los revolucionarios bolcheviques tomaron el control de Bakú y le dejaron sin trabajo, sin dinero y sin nacionalidad. Emigró a París porque su hermano Miri estaba allí estudiando. No consiguió trabajo en un París lleno de exiliados no siquiera de taxista, y acabó de peón en una fábrica de locomotoras. Murió Miri y Yusif decidió, con gran riesgo para su vida, volver al Bakú soviético y trabajar allí por la cultura azerbaiyaní y la libertad de su pueblo. La terrible maquinaria de represeión estalinista le envió a un Gulag y allí murió a los 56 años de desnutrición, de un ataque al corazón. Durante toda su vida se dedicó intensamente a escribir y publicar libros de ensayos, relatos, articulos, etc.

Aunque esté plagiada y replagiada, Ali y Nino brilla como un diamante entre tantas páginas y páginas escritas como una maravilla de estilo, sensibilidad y delicadeza. No te la pierdas, es muy recomendable para todo tipo de lectores, un clásico para todos los públicos.

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario