jueves, 24 de mayo de 2012

Los peces no cierran los ojos - Erri de Luca

 

Título: Los peces no cierran los ojos
Autor: Erri de Luca

Páginas: 124

Editorial: Seix Barral

Precio: 15 euros 

Año de Edición: 2012

Tierna, sensible, cruda y mágica, esta hermosa novela recrea los recuerdos del protagonista en torno a un episodio de la niñez, ocurrido durante el verano en el que cumplió diez años, durante las vacaciones que pasó con su madre en un pueblecito de la costa cercano a Nápoles, bajo la imagen bella y terrible del Vesubio. Allí vivirá una transformación personal y conocerá el amor, la justicia y la sinceridad. Otra obra sobre esa etapa de la vida que da tanto juego, el principio de la adolescencia, cuando descubrimos qué es la vida en realidad, enfermamos de lucidez y dejamos atrás la infancia.

El estilo es un prodigio de concisión, que va directamente el grano y no se distrae de lo que le interesa contar. De Luca no necesita más que 124 páginas para construir una historia con eficacia y sumergirnos en su particular mundo. Las palabras parecen estar escogidas una a una y el resultado es un texto sobrio, auténtico, que te enamora con una fuerza irresistible. Un libro extraordinario, redactado con un estilo brillante, evocador, lleno de poesía y muy original, que no se parece a nada de lo que he leído.

Erri de Luca (Nápoles, 1950), ese hombre mayor que recuerda vagamente a Clint Eastwood, ha sido albañil, camionero, alpinista consumado, escritor, traductor y poeta. Activista comprometido en el 68 y miembro del grupo de la izquierda extraparlamentaria Lotta continua (Lucha contínua), ha recorrido los Balcanes conduciendo un camión con ayuda humanitaria. Aprendió de forma autodidacta varios idiomas, como el hebreo o el yiddish, ha trabajado traduciendo al italiano grandes obras, como La Biblia, y es autor de más de 40 libros, que han conseguido prestigiosos premios y las alabanzas unánimes de la crítica. Está considerado como uno de los mejores escritores italianos en activo.

Erri de Luca 

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada