martes, 6 de septiembre de 2011

Ajo, micropoetisa

 Ajo

Debe de ser verdad eso de que la poesía se encuentra donde menos se lo espera uno. Desde luego es el caso de Ajo, taquillera del madrileño Teatro Alfil durante más de diez años, que siempre tuvo inquietudes artísticas y ha llevado a cabo dos proyectos: hacer fotos de los espectadores que llegaban a comprar una entrada, siempre con el mismo encuadre, con las que ha publicado un estupendo libro de fotografía titulado Bello público; y escribir micropoemas, que se distinguen por ser muy cortos. Están recopilados en varios libros: Micropoemas (7ª ed.),  Micropoemas 2 (4ª ed.) y Micropoemas 3.

No sé si es una gran poetisa, pero a mí me gustan las cosas que dice. Aquí tenéis un artículo de EL PAÍS sobre Ajo y algunos de su poemas:

Te voy a tener que matar,
no me queda otro remedio,
el día menos pensado
te encuentran cosido a besos.


Para qué quiero un reloj
si es tiempo lo que no tengo.


Te adoraré siempre y me importas un pimiento
todavía no riman
pero ya rimarán con el tiempo.
 

(Material gráfico y poético tomado de Otro blog de poesía).

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada